beneficios del omega 3 en el embarazo

Beneficios del Omega 3 en el embarazo y el periodo de lactancia

Tan sólo 9 min de lectura para tener las cosas más claras 😉

Tanto el embarazo como la lactancia materna son períodos de la vida muy especiales, no solo para la mujer, sino también para los hijos. Estudios demuestran que la inclusión del Omega 3 en estas fases de la vida promueven el correcto desarrollo del ser humano.

El embarazo es conocido como el milagro de la vida y la verdad que lo es.

Básicamente, un nuevo ser humano se crea dentro del vientre de la madre.

Pero para llevar a cabo esto de la mejor manera es necesario mantener una nutrición y estilo de vida adecuados, manteniendo niveles óptimos de bienestar físico y mental.

Se presta tanta atención al proceso del embarazo porque todo lo que la madre haga afectará al bebé que lleva consigo.

Debido a esto, numerosos han sido los médicos, científicos y expertos en la materia que han dedicado años de sus vidas para estudiar y demostrar cuáles son los mejores nutrientes para consumir en esta etapa.

Dicho esto, de acuerdo a múltiples estudios, los ácidos grasos Omega 3 son unos de los mejores elementos para incluir en la nutrición regular durante el embarazo.

Ya sea mejorando la salud de la madre como asegurando el buen desarrollo del bebé, estos ácidos grasos son capaces de hacer maravillas.

¿Lo mejor de esto?

El bebé no solo se va a beneficiar del Omega-3 durante su estadía en el vientre materno, sino también cuando salga a la vida externa a través de la lactancia materna.

Sí, es correcto.

Este elemento es capaz de mezclarse con la leche materna, nutriendo junto a los otros elementos, al bebé recién nacido y también con unos meses de edad.

Sin duda alguna, los efectos que posee la inclusión de los ácidos grasos Omega 3 en la nutrición diaria del ser humano actual son impresionantes.

omega 3 en el embarazo y la lactanciaConcretamente hay dos ácidos grasos, el DHA (Omega 3) y el Araquidónico (Omega 6), que son claves para el crecimiento del cerebro y la cognición y que debes mantener en niveles adecuados, no sólo durante el período de embarazo, sino también durante la lactancia.

¡Y ojo! te aconsejo que repares en esto, porque debes llevar MUCHO cuidado con la fuente de Omega 3 que eliges. Pues los niveles de mercurio que contienen la mayoría de pescados grasos son perjudiciales tanto para ti como para el bebé.

¡Bien! Vamos a profundizar y hablemos de forma más concreta de cómo los Omega 3 ayudan a las mujeres y al bebé durante el embarazo y la lactancia.

Los Ácidos grasos Omega 3 en el Embazado benefician en:

1. Reducen el riesgo de preeclampsia

La preeclampsia es un trastorno que se puede dar en el embarazo y que se manifiesta con una subida de tensión, retención de líquidos y aparición de albúmina en la orina y, que de no tratarse a tiempo, afectará al bebé y a la madre, poniendo en riesgo la vida de ambos.

Recientes estudios han demostrado la relación inversa que hay entre los niveles sanguíneos, especialmente en los eritrocitos ubicados en la placenta, de la mujer embarazada y el riesgo de padecer de preeclampsia.

Una teoría explica que los ácidos grasos poliinsaturados Omega 3 ayudan al desarrollo placentario a través de la regulación del estrés oxidativo, angiogénesis y procesos inflamatorios, influenciando positivamente en el estado del feto.

Según estudios, niveles bajos de omega 3, junto con niveles altos de ácidos grasos omega 6, en glóbulos rojos, en particular el Ácido Araquidónico (AA), están relacionados con un mayor riesgo de padecer preeclampsia. Suplementarse con un buen Omega 3 es la opción ideal para reducir los niveles de AA. (1, 2)

2. Reduce el riesgo de padecer Diabetes Gestacional

Los efectos beneficiosos de este elemento graso en la regulación de la DM tipo 1 y 2 ya son bien conocidos por la comunidad científica, pero también sus efectos en la prevención de la Diabetes gestacional.

reduce el riesgo de diabetes gestacionalLos estudios muestran un efecto positivo y beneficioso de suplementar a la madre durante el embarazo con ácidos grasos Omega 3 y así mantener normalizados los marcadores sanguíneos como son los parámetros de la homeostasis de la glucosa, los triglicéridos en suero, las concentraciones de colesterol VLDL y colesterol HDL, como medida preventiva para evitar la diabetes gestacional. (3, 4)

3. Favorecer el desarrollo de la visión y el sistema nervioso del bebé

Resultados de distintos estudios indican que la administración de dosis ricas en Omega 3 a través de la lactancia materna ayudaría a los infantes a tener un mejor desarrollo de la agudeza visual y las funciones cognitivas.

Esto es especialmente importante porque a esa corta edad, el sistema nervioso y sus extensiones no están del todo desarrolladas.

La fase durante la cual se desarrolla de forma más rápida la visión y el sistema nervioso del bebé es la segunda mitad del embarazo, principalmente en el tercer trimestre.

Por ello es de vital importancia que la mamá se suplemente, especialmente con DHA, durante esta etapa. Tener niveles altos de DHA en la sangre del cordón umbilical se relaciona con una mejor agudeza visual y habilidades mentales y psicomotoras en el recién nacido. (5, 6, 7)

4. Puede mejorar el coeficiente intelectual (CI) de tu bebé

mejora la puntuación del CI en niños Los estudios sugieren que aportar EPA y DHA durante el embarazo podrían ser de vital importancia para el posterior desarrollo mental e intelectual de los niños, obteniendo estos mejores puntuaciones en los tests de inteligencia. (8, 9, 10)

5. Reducir el riesgo de parto prematuro

El número de de niños nacidos prematuramente (antes de que se cumplan las 37 semanas de gestación) se está incrementando en los últimos tiempos. Circunstancia que acarrea complicaciones en la salud de estos pequeños.

Los estudios han mostrado que aquellas madres con bajos niveles de Omega 3 en sus células (membranas eritrocitarias) tienen un mayor riesgo de sufrir parto prematuro y que además, incrementando la ingesta de EPA, uno de los Omega 3 de cadena larga, se reduce la producción de sustancias proinflamatorias y favorecen la producción de prostaciclinas que promueven la relajación de los músculos del útero (miometrio). (11, 12, 13, 14)

6. Disminuir la posibilidad de sufrir depresión post parto

Durante el embarazo la madre transfiere los ácidos grasos Omega 3 al feto y suelen agotarse sus reservas, esto hace que aumente el riesgo de padecer depresión post parto. se estima que aproximadamente afecta entre un 10 y un 15% de la mujeres.

Niveles bajos de EPA+DHA (también conocido como el Omega 3 Index, del que hablaré en futuros post) están relacionados directamente con una mayor probabilidad de depresión en los tres meses después del parto. (15, 16)

7. Reducir el riesgo de nacimiento de bebés con bajo peso

Los estudios realizados muestran una relación entre la ingesta de ácidos grasos Omega 3 durante el último trimestre del embarazo y el peso del bebé al nacer. El uso de suplementos, particularmente con DHA, dio como resultado una mayor duración de la gestación y del peso del bebé. (17, 18, 19)

8. Reduce el riesgo de que los bebés desarrollen alergias

Mucha de la investigación reciente ha centrado su atención en las propiedades beneficiosas del Omega 3 para el sistema inmunitario.

Claramente, los niños no pasan desapercibidos.

Un estudio realizado en el año 2009 y publicado en la revista “Acta Paediatrica” demostró la disminución del riesgo de desarrollar alergias en lactantes menores debido al consumo de Omega-3 por parte de la madre.

145 mujeres embarazadas afectadas por alergias, o que tenían un esposo o hijo previo afectados por alergias, fueron sometidas a suplementación con 1,6 g de EPA y 1,1 g de DHA o un placebo desde la semana 25 del embarazo hasta los 4 meses de lactancia materna.

Los resultados demostraron un descenso en el riesgo de alergias a la comida y eccema asociado a IgE durante el primer año de vida de los infantes. Otro estudio llevado a cabo por D´Vaz et al en el 2012 obtuvo resultados similares.

reduce riesgos de alergias en embarazoSegún varios estudios los ácidos grasos Omega 3 maternos presentan propiedades inmunomoduladoras que tienen efecto protector y reducen significativamente el riesgo de los bebés desarrollen alergias en el futuro.

La mejor forma de que el bebé los obtenga, es a través de la leche materna, por eso es de vital importancia que la madre se suplemente adecuadamente con productos de primera calidad. (20, 21)

 

 

Dosis recomendadas para embarazadas basadas en ciencia

DemografíaMuestraMarco de tiempoResultadosDosisReferencia
Mujeres con Diabetes gestacional56 pacientes6 semanasMejoría de la resistencia a la insulina1000 mg de Omega-3 al día4
Mujeres con Diabetes gestacional60 pacientes6 semanasMejora de la homeostasis de la glicemia, niveles de triglicéridos, colesterol VLDL y HDL1000 mg de Omega-3 y 400 UI de vitamina E al día5
Mujeres afectas por alergias, o que tuviesen un esposo o hijo previo afectos por alergias145 pacientesDesde las 25 semanas de gestación a los 4 meses de lactancia maternaReducción del riesgo de alergias a la comida y eccema asociado a la IgE durante el primer año de vida1,6 g de EPA y 1,1 g de DHA al día9
Infantes con alto riesgo atópico420 pacientes12 mesesAumento de las propiedades inmunomoduladoras del infante280 mg de DHA y 110 mg de EPA al día10

No podemos estar más de acuerdo que el ser humano actual, especialmente la mujer embarazada, necesita incluir regularmente en su nutrición los ácidos grasos Omega 3, ya sea a través de la dieta o de suplementación.

Es importante también recomendar no superar la dosis máxima de 5 g al día, mencionada en gran parte de la bibliografía que existe actualmente, haciendo énfasis al mismo tiempo en que los estudios que decidan utilizar dosis de Omega 3 superiores necesitan de apoyo profesional a todo momento para evitar posibles complicaciones.

En vibefarma te ofrecemos las mejores opciones.

Omega 3 Certificado IFOS que garantiza la ausencia de metales pesados y tóxicos así como una concentración adecuada para obtener buenos resultados así como los antioxidantes que contienen los nutrientes necesarios para garantizar un buen embarazo.

Desde: 49.00 
Desde: 49.00 

Recuerda:

 Cualquier duda o pregunta que tengas estaré encantado de resolvértela. Escribe en los comentarios que están un poco más abajo.

 Si te ha gustado el post me ayudará mucho si lo valoras y compartes para así llegar a más personas ¡Muchas gracias!

Beneficios del Omega 3 en el embarazo y el periodo de lactancia
4.7 (94.55%) 11 voto[s]

**Antes de realizar tu comentario recuerda que  NO se responderán consultas de tipo médico. Lo que se ofrecerá es exclusivamente una orientación a dudas relacionadas con la entrada publicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

{"cart_token":"","hash":"","cart_data":""}