Omega 3 en embarazo y lactancia

La importancia del Omega 3 en el embarazo y en periodo de lactancia

Por tu bien y el de tu bebé. Aquí encontrarás información sobre los beneficios de tomar ácidos grasos Omega 3 durante el embarazo. Reducirás riesgos asociados y favorecerás el desarrollo visual y cerebral de tu bebé.

Este post es parte de una Secuencia Completa para aprender los Conceptos Básicos necesarios para entender TODO sobre los Omega 3. Si no te has suscrito, es buen momento para hacerlo ahora.

Si mantener una adecuada nutrición y equilibrio entre los Omega 3 y los Omega 6 es esencial para la salud de cualquiera, lo es más aún si eres mujer y estás embarazada, pues la salud de tu bebé depende de estos.

Detente un momento y lee estas líneas, no te llevará más de 3-4 min. Vale la pena.

Es fascinante leer todo lo que puedes hacer por ti y por tu bebé aportando Omega 3 durante el embarazo y la lactancia pues, como posiblemente ya sepas, juegan un papel fundamental durante todo el embarazo.

omega 3 en el embarazo y la lactanciaSi eres la mamá, que sepas que lo que hoy comes, incluso comes antes de concebir, tendrá que ver y determinará la salud del bebé.

Y si eres el papá, con este post, tendrás claro que tu pareja debe suplementarse con un buen Omega 3 pues será la mejor forma de protegerle a ella y a tu bebé.

Concretamente hay dos ácidos grasos, el DHA (Omega 3) y el Araquidónico (Omega 6), que son claves para el crecimiento del cerebro y la cognición y que debes mantener en niveles adecuados, no sólo durante el período de embarazo, sino también durante la lactancia.

¡Y ojo! te aconsejo que repares en esto, porque debes llevar MUCHO cuidado con la fuente de Omega 3 que eliges. Pues los niveles de mercurio que contienen la mayoría de pescados grasos son perjudiciales tanto para ti como para el bebé.

¡Bien! Vamos a profundizar y hablemos de forma más concreta de cómo los Omega 3 ayudan a las mujeres y al bebé durante el embarazo y la lactancia.

Los Ácidos grasos Omega 3 sirven para:

1. Reducir el riesgo de preeclampsia

La preeclampsia es un trastorno que se puede dar en el embarazo y que se manifiesta con una subida de tensión, retención de líquidos y aparición de albúmina en la orina y, que de no tratarse a tiempo, afectará al bebé y a la madre, poniendo en riesgo la vida de ambos.

Según estudios, niveles bajos de omega 3, junto con niveles altos de ácidos grasos omega 6, en glóbulos rojos, en particular el Ácido Araquidónico (AA), están relacionados con un mayor riesgo de padecer preeclampsia. Suplementarse con un buen Omega 3 es la opción ideal para reducir los niveles de AA. (1, 2)

2. Reducir el riesgo de padecer Diabetes Gestacional

Omega 3 reduce el riesgo de diabetes gestacionalLos estudios muestran un efecto positivo y beneficioso de suplementar a la madre durante el embarazo con ácidos grasos Omega 3 y así mantener normalizados los marcadores sanguíneos como son los parámetros de la homeostasis de la glucosa, los triglicéridos en suero, las concentraciones de colesterol VLDL y colesterol HDL, como medida preventiva para evitar la diabetes gestacional. (3, 4)

3. Favorecer el desarrollo de la visión y el sistema nervioso del bebé

La fase durante la cual se desarrolla de forma más rápida la visión y el sistema nervioso del bebé es la segunda mitad del embarazo, principalmente en el tercer trimestre.

Por ello es de vital importancia que la mamá se suplemente, especialmente con DHA, durante esta etapa. Tener niveles altos de DHA en la sangre del cordón umbilical se relaciona con una mejor agudeza visual y habilidades mentales y psicomotoras en el recién nacido. (5, 6, 7)

4. Puede mejorar el coeficiente intelectual (CI) de tu bebé

Omega 3 mejora la puntuación del CI en niños Los estudios sugieren que aportar EPA y DHA durante el embarazo podrían ser de vital importancia para el posterior desarrollo mental e intelectual de los niños, obteniendo estos mejores puntuaciones en los tests de inteligencia. (8, 9, 10)

5. Reducir el riesgo de parto prematuro

El número de de niños nacidos prematuramente (antes de que se cumplan las 37 semanas de gestación) se está incrementando en los últimos tiempos. Circunstancia que acarrea complicaciones en la salud de estos pequeños.

Los estudios han mostrado que aquellas madres con bajos niveles de Omega 3 en sus células (membranas eritrocitarias) tienen un mayor riesgo de sufrir parto prematuro y que además, incrementando la ingesta de EPA, uno de los Omega 3 de cadena larga, se reduce la producción de sustancias proinflamatorias y favorecen la producción de prostaciclinas que promueven la relajación de los músculos del útero (miometrio). (11, 12, 13, 14)

6. Disminuir la posibilidad de sufrir depresión post parto

Durante el embarazo la madre transfiere los ácidos grasos Omega 3 al feto y suelen agotarse sus reservas, esto hace que aumente el riesgo de padecer depresión post parto. se estima que aproximadamente afecta entre un 10 y un 15% de la mujeres.

Niveles bajos de EPA+DHA (también conocido como el Omega 3 Index, del que hablaré en futuros post) están relacionados directamente con una mayor probabilidad de depresión en los tres meses después del parto. (15, 16)

7. Reducir el riesgo de nacimiento de bebés con bajo peso

Los estudios realizados muestran una relación entre la ingesta de ácidos grasos Omega 3 durante el último trimestre del embarazo y el peso del bebé al nacer. El uso de suplementos, particularmente con DHA, dio como resultado una mayor duración de la gestación y del peso del bebé. (17, 18, 19)

8. Reduce el riesgo de que los bebés desarrollen alergias

omega 3 reduce el riesgo del bebé de sufrir alergiasSegún varios estudios los ácidos grasos Omega 3 maternos presentan propiedades inmunomoduladoras que tienen efecto protector y reducen significativamente el riesgo de los bebés desarrollen alergias en el futuro.

La mejor forma de que el bebé los obtenga, es a través de la leche materna, por eso es de vital importancia que la madre se suplemente adecuadamente con productos de primera calidad. (20, 21)

Creo que este repasito te habrá servido para conocer la importancia que tienen los Omega 3 en esta crucial etapa de la vida.

Por cierto, si estás en estado de buena esperanza, ¡aprovecho para darte la enhorabuena! ¡que no te lo había dicho! Es una experiencia formidable y única. Ánimo y disfrútala.

Recuerda:

 Cualquier duda o pregunta que tengas estaré encantado de resolvértela. Escribe en los comentarios que están un poco más abajo.

 Si te ha gustado el post me ayudará mucho si lo valoras con 5 estrellas, para ganar posicionamiento en google y si lo compartes en tu red social favorita sería extraordinario, así llegaré a más personas ¡Muchas gracias!

La importancia del Omega 3 en el embarazo y en periodo de lactancia
4.7 (93.33%) 9 votos

 Por último, te animo a que continúes con la Lección 2 de esta serie. Donde respondo a esta pregunta. ¿Cuánto Omega 3 debería tomar al día?. Este post es la segunda parte de la primera lección. Aún estás a tiempo de no perderte nada. Empieza aquí

IR A LA LECCIÓN 2

*No es necesario el email para continuar 😍

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *