✅ Omega 3 para el Corazón: Beneficios y ¿Por Qué Tomarlo?
Omega 3 para el corazón

❤️ Beneficios del Omega 3 para el corazón y la salud cardiovascular

Flecha El Omega 3 es popularmente conocido por proporcionar una gran cantidad de efectos beneficiosos al sistema cardiovascular.

Flecha Múltiples estudios se han realizado, demostrando las capacidades que tiene el Omega 3 para el corazón en prevenir y tratar diversas patologías relacionadas.

Tal como el motor de un coche, el corazón del cuerpo humano necesita de un cierto mantenimiento regular para que pueda proporcionar importantes funciones a niveles óptimos.

El corazón es el encargado de mandar la sangre a todo el cuerpo para que esta llegue, junto a sus nutrientes, hasta el último rincón posible. Además de este fundamental órgano, los vasos sanguíneos son los encargados de distribuir la sangre hacia todos los tejidos.

Juntos, estos elementos conforman el sistema cardiovascular, siendo uno de los más importantes sistemas del organismo humano.

Lamentablemente, el ser humano actual muchas veces no le presta atención a este detalle, perjudicándolo a través de una dieta alta en grasas saturadas y trans, glucosa en todas sus formas y otras sustancias que, al final, aumentan los niveles de toxicidad y afectación cardiovascular.

Por este motivo, numerosos médicos, científicos y personal especializado en la materia han dedicado gran parte de sus vidas a la divulgación de que una buena dieta es la mejor forma para prevenir y cuidar a este sistema de muchas patologías que logran afectarlo tanto de manera aguda como crónica.

Habiendo dicho esto, los ácidos grasos poliinsaturados Omega-3 han sido estudiados desde hace muchos años, demostrando, en la mayoría de los estudios realizados, su importancia y efectos beneficiosos en la conservación óptima del sistema cardiovascular.

Aquí te presentamos una lista de los beneficios del Omega 3 para el corazón. Los más destacados.

Flecha El Omega-3 es capaz de normalizar la hipertensión arterial (HTA).

Desde hace ya numerosos años, los científicos y expertos han estudiado los efectos beneficios que tiene el consumo de Omega-3 en la hipertensión arterial ocasionada por una disfunción a nivel del sistema cardiovascular.

Trabajos científicos, tanto pequeños como grandes, realizados en la década de los 90, demostraron la reducción significativa de las cifras tensionales en pacientes con esta patología administrando diversas dosis de Omega-3 (1, 2).

En esa misma época, se llevaron a cabo estudios donde ponían a prueba la administración de bajas dosis de ácidos grasos Omega-3 en sujetos con hipertensión leve (3).

Para esto, los pacientes fueron estabilizados durante 6 semanas, para luego consumir 2,04 g de Omega-3 o 4,8 g de ácido linoleico al día por 12 semanas. Luego de 4 semanas, los sujetos consumieron aceite de pescado encapsulado por otras 12 semanas.

Al finalizar el estudio, el grupo sometido a la suplementación con aceite de pescado rico en Omega-3 evidenció el descenso de las cifras tensionales tanto sistólicas como diastólicas en comparación con el otro grupo.

Resultados similares fueron obtenidos en otros trabajos, usando dosis parecidas de Omega-3 en pacientes con afecciones metabólicas (4).

Trabajos más recientes siguen recomendando la inclusión regular de alimentos o suplementos ricos en ácidos grasos Omega-3 para ayudar a normalizar las cifras tensionales en pacientes afectos de HTA o para su prevención (5, 6).

Flecha La capacidad de los ácidos grasos Omega 3 en regular el perfil lipídico.

Numerosos han sido los trabajos científicos que relacionan mayores concentraciones de pequeñas y densas partículas de colesterol LDL (colesterol “malo”) con enfermedad coronaria.

Por ende, el descenso de estas concentraciones, así como la reducción de los niveles de triglicéridos y el incremento del colesterol HDL (colesterol “bueno”), son factores necesarios para una buena salud cardiovascular (7. 8).

Por estas razones, la asociación de ácidos grasos Omega-3 a la nutrición diaria ha sido bien investigada desde entonces, obteniendo resultados favorables para la prevención y tratamiento de este tipo de patologías.

Aunque los mecanismos no se han esclarecido del todo, los efectos que tiene el Omega-3 en el perfil lipídico incluyen la disminución significativa de los niveles de triglicéridos, el aumento del tamaño de las partículas de colesterol LDL (reflejado como el incremento en su concentración) y de los niveles de colesterol HDL (9, 10, 11, 12, 13).

Te puede interesar:  🔬 Beneficios del Omega 3 para la salud, basados en Ciencia

Flecha Omega 3 para el corazón: Aumento de la supervivencia al infarto al miocardio (IM)

Este tema ha sido estudiado en numerosas oportunidades desde hace muchos años, consiguiendo resultados asombrosos. Uno de los trabajos más completos ha sido el del equipo italiano GISSI-Prevenzione (14).

En uno de sus estudios, 11.323 pacientes sobrevivientes recientemente a un infarto al miocardio (menos de 3 meses) fueron asignados aleatoriamente a suplementación diaria con 1 g de ácidos grasos Omega-3, 300 mg de vitamina E, su combinación o al control sin tratamiento coadyuvante alguno, además de tener acceso al tratamiento farmacológicamente óptimo y recomendaciones sobre estilo de vida.

Posterior a los 3 meses del estudio, el riesgo de muerte asociada a la patología cardiovascular fue reducido significativamente.

Revisiones a este tipo de estudios fueron realizadas, demostrando la capacidad que tienen los ácidos grasos poliinsaturados Omega-3 en convertirse en una indicación regular en el manejo de las enfermedades cardiovasculares (15, 16).

Flecha El Omega-3 puede evitar el evento vascular cerebral (EVC).

La asociación de este elemento graso a la prevención de la enfermedad cerebrovascular se ha estudiado desde hace mucho tiempo en numerosos trabajos, tomando en cuenta diferentes grupos sociales tales como mujeres aparentemente sanas, hombres sin patologías cardiovasculares y adultos mayores de 65 años de edad sin patologías cardiovasculares (17, 18, 19, 20).

Estos grandes estudios concluyeron que una dieta alta en ácidos grasos Omega-3 o su suplementación se relacionan con un menor riesgo de padecer de eventos isquémicos que lleven a la aparición de la enfermedad.

Como habrás podido comprobar con esta lectura, y estarás de acuerdo conmigo, mantener niveles adecuados de Omega 3 para el corazón es de vital importancia. Y podrás hacerlo a través de la dieta o de la suplementación.

Sin embargo, es importante no superar la dosis máxima de 3 g al día, mencionada en gran parte de la bibliografía que existe actualmente. Si decides consumir dosis de Omega-3 superiores, lo mejor sería buscar apoyo profesional en todo momento para evitar posibles complicaciones. 

Si te ha parecido interesante el post, compártelo en tu red social favorita o con alguien al que le pueda interesar. Me ayudas a llegar a muchas más personas. Te doy las gracias de antemano. También te invito a que sigas leyendo en nuestro blog cómo mantener niveles adecuados de Omega 3 beneficia al cerebro o la vista, por citarte algunos ejemplos.

NO MALGASTES TU DINERO

Checklist Definitivo para elegir el mejor Omega 3

Incluye una Comparativa Actualizada de productos. (Mercado español)

Descargar Gratis