Beneficios de la Vitamina D3

☀️ Beneficios de la Vitamina D3. ¿Qué tiene de especial?

Flecha La vitamina D3 es un nutriente que podemos producir si tenemos suficiente exposición solar y que actúa como hormona en diversos tejidos, como el hueso, los dientes y el músculo. Los beneficios de la vitamina d3 son muy importantes.

Flecha Fortalece el hueso y facilita la incorporación de calcio. Evita también algunos problemas dentales. En el sistema inmune, la vitamina D3 promueve las defensas del cuerpo evitando también los problemas autoinmunes

Las vitaminas son esenciales para la vida y la buena salud. Entre marineros son populares los relatos de encías inflamadas por deficiencia de vitamina C. Hoy en día, la vitamina K tiene un valor fundamental al momento del nacimiento para evitar hemorragias. Y no podemos olvidar al todopoderoso complejo B, que muchos consumen para tener más energía, aliviar dolores musculares, y demás.

En todo esto, ¿qué papel juega la vitamina D? Más específicamente, ¿Qué significa ese número añadido cuando hablamos de vitamina D3? Y más importante, ¿por qué hay que buscar fuentes de esta vitamina?.

Flecha ¿Qué tiene de especial la vitamina D3?

La vitamina D tiene una característica que no comparte ninguna otra. Es sintetizada por nuestro cuerpo, con lo cual se debate su pertenencia al grupo de las vitaminas. Sin embargo, muchos de nosotros no recibimos suficiente exposición solar por una razón u otra. La exposición prolongada puede causar quemaduras e incluso cáncer de piel, por lo que la recomendación de baños de sol no es muy apropiada. Por eso, en muchos lugares y bajo muchas circunstancias se hace necesario buscar otra fuente de vitamina D.

Existen dos tipos principales de vitamina D, que son la vitamina D2 y la vitamina D3 (1).

  • Vitamina D2 (ergocalciferol): Viene del ergosterol, una sustancia natural en las plantas. Es el tipo de vitamina D que esperaríamos recibir de los hongos y otros vegetales.
  • Vitamina D3 (colecalciferol): Viene del 7-dehidrocolesterol, un derivado del colesterol. Es la vitamina D que se sintetiza en nuestro cuerpo.

Sin embargo, la vitamina D3 no se obtiene inmediatamente en la piel. Lo que obtenemos es un precursor, o previtamina D3. Esta se convierte en vitamina D3 más tarde, con la ayuda del calor (1).

Una vez en el organismo, la vitamina D3 actúa como una prohormona. De hecho, su composición molecular es parecida a la de otras hormonas basadas en el colesterol, como la aldosterona o el cortisol. Esta prohormona debe pasar primero por el hígado y luego por el riñón para activarse y comenzar a realizar sus funciones en el cuerpo.

Flecha Beneficios de la vitamina D3, basados en ciencia

Esta vitamina tan especial actúa en el cuerpo como una hormona. Como es de esperarse, una hormona tiene funciones distintas en cada tejido. Por eso, veamos algunos de los principales tejidos del cuerpo y cómo la vitamina D3 contribuye a su desarrollo.

> Huesos

La asociación de calcio y vitamina D es muy popular en el mundo de los suplementos, y no es casualidad. Uno de los beneficios principales de la vitamina D3 tiene que ver con el sistema esquelético. Interactúa con el hueso y otros actores asociados a su metabolismo, como la glándula paratiroides, el intestino, y los riñones.

En los intestinos, la vitamina D3 facilita la absorción de dos minerales: calcio y fósforo. En el caso del calcio, estimula a las células del intestino para que sinteticen más transportadores de calcio. Sin vitamina D absorbemos hasta el 15% de calcio de la dieta, pero con la ayuda de esta vitamina su absorción sube a 30 o 40%.

En la paratiroides, la vitamina D3 inhibe la síntesis de hormona paratiroidea. Es una forma de favorecer indirectamente la mineralización ósea. En el riñón, esta hormona evita que se pierda calcio por la orina (2).

La vitamina D3 actúa incluso en el mismo esqueleto:

  • Favorece el desarrollo de la placa de crecimiento del hueso
  • Induce la diferenciación de osteoblastos, células que mejoran la mineralización del hueso
  • Regula la degradación del hueso, favoreciendo su modelación 
Te puede interesar:  🦴 La vitamina D y sus beneficios para la salud de los huesos

> Dientes

Aunque los dientes no funcionan igual que el hueso del resto del esqueleto, la vitamina D también extiende su influencia sobre estas importantes estructuras en la boca. Podríamos resumir la acción de la vitamina D en los dientes con dos mecanismos:

  • Mineralización ósea: Mediante mecanismos similares, la vitamina D facilita la mineralización de los dientes. También favorece la composición del hueso donde los dientes reposan, dándoles mayor estabilidad y soporte.
  • Acción anti-inflamatoria: La vitamina D modula el sistema inmune. Ayuda a controlar las infecciones, pero previene reacciones inflamatorias en la cavidad oral.

Ante ello, no es de extrañar constatar una asociación inversa entre la vitamina D y los problemas de endodoncia. Es decir, mientras mejores sean nuestros niveles de vitamina D, menor será nuestro riesgo de enfermedad periodontal.

La enfermedad periodontal es la principal razón por la que se caen los dientes. Generalmente inicia como un proceso inflamatorio en las encías, llamado gingivitis. Poco a poco avanza hasta degradarse y destruir la dentadura, especialmente en pacientes con deficiencia de vitamina D (3).

> Músculos

El calcio no es únicamente importante para los huesos. También juega un papel decisivo en la función muscular. Por eso, no es de sorprender que los pacientes con deficiencia de vitamina D sufran de atrofia muscular como uno de los signos a largo plazo. 

Un buen balance de vitamina D puede ayudar al sistema musculoesquelético de diferentes maneras (4):

  • Previene la debilidad y la pérdida de masa muscular
  • Es especialmente importante para evitar la sarcopenia en adultos mayores
  • Reduce el riesgo de caídas en adultos mayores y mejora su equilibrio
  • Previene la fatiga y otros síntomas asociados con el paratiroidismo
  • Algunos autores incluso describen beneficios sobre el músculo del corazón

> Sistema inmunológico y Vitamina D3

Esta vitamina es también útil para el desarrollo y control del sistema inmune. Ayuda a controlar las infecciones y mejora los síntomas de varias enfermedades autoinmunes. 

¿Cómo logra estos beneficios? A través de la diferenciación y modulación de células en el sistema inmune.

Entre las células que reciben órdenes de la vitamina D están (2):

  • Macrófagos: Es la primera línea de defensa del organismo. Son esenciales para controlar infecciones, principalmente bacterianas. La vitamina D acelera la maduración de estas células y facilita su preparación para defender al organismo.
  • Células presentadoras de antígenos: Son células especiales que toman una muestra de la bacteria y ayudan al cuerpo a generar anticuerpos a partir de ella.
  • Células dendríticas: Un tipo de célula presentadora de antígeno muy importante en la piel y otros órganos. En estas células, la vitamina D inhibe su maduración y ayuda a tolerar los trasplantes.
  • Linfocitos: Es un grupo muy heterogéneo de células blancas en la sangre. Defienden al organismo contra bacterias y virus. En estas células, la vitamina D estimula la producción de ciertos mecanismos inmunes mientras inhibe otras. Podría decirse que logra un equilibrio entre la defensa del cuerpo y la inflamación. Es por eso esencial para los problemas autoinmunes.

Visto de esta manera, la vitamina D3 se relaciona con casi todos los pasos y actores del sistema inmune. Con razón, la deficiencia de esta vitamina causa serios problemas inmunológicos en pacientes con raquitismo (2).

> Covid19 

Ampliando un poco más sobre la función de la vitamina D en el sistema inmune, recientes estudios sugieren un posible rol de esta prohormona en la prevención del coronavirus.

Por un lado, recordemos la función antiinflamatoria de la vitamina D. El coronavirus activa una cascada inflamatoria muy severa que da origen a sus síntomas respiratorios. Por otro lado, la vitamina D tiene una función inmunomoduladora y ha tenido efectos positivos en otras enfermedades respiratorias. Inhibe además al sistema renina-angiotensina-aldosterona, que muchas veces exacerba los síntomas del COVID-19.

Por eso, muchos autores están proponiendo actualmente a la vitamina D como parte esencial del protocolo de prevención del coronavirus (5,6).

Flecha Conclusión

La vitamina D3 es también una prohormona que el organismo activa a su paso por el hígado y el riñón. Tras su activación, esta hormona tiene efectos diversos en muchos tipos de tejidos. 

Entre sus funciones principales está el balance de los niveles de calcio, con el cual favorece al tejido óseo, el muscular, e incluso a la salud oral. 

También demuestra una potente actividad inmune que favorece la defensa del organismo contra agentes patógenos. Pero a la vez es anti-inflamatorio, ya que regula la actividad de varias sustancias, reduciendo los problemas autoinmunes.

Aunque muchos autores no la consideran una vitamina porque nuestro organismo la sintetiza, recordemos que esto ocurre en condiciones ideales, que no siempre se cumplen. 

La vitamina D es, en definitiva, un agente importante en la prevención de una gran lista de enfermedades, incluso el coronavirus. Los beneficios de la Vitamina D3 están evidenciados. Por eso, vale la pena evaluar su estado, especialmente en individuos con alto riesgo de deficiencia.

Si te gustó comparte!

NO MALGASTES TU DINERO

Checklist Definitivo para elegir el mejor Omega 3

Incluye una Comparativa Actualizada de productos. (Mercado español)

Descargar Gratis