≫ Luteína: Qué es, Propiedades, Beneficios, Dosis y Más...
luteina propiedades beneficios

Todo acerca de la Luteína: Qué es, propiedades, beneficios, alimentos, dosis y más…

Tan sólo 19 min de lectura para tener las cosas más claras

La Luteína es un compuesto poco popular en la sociedad, pero bastante conocido en el mundo científico. 

Este es un pigmento de color amarillento que se encuentra en varios tipos diferentes de plantas, el cual es bastante conocido por una sola cosa: sus beneficios sobre el cuerpo humano.

Este pigmento es un carotenoide el cual es considerado como un potente antioxidante, gracias a su capacidad para inhibir y aplacar los radicales libres, pequeñas moléculas producto del metabolismo que lesionan nuestros tejidos, con especial énfasis en los tejidos vasculares (arterias y venas).

Esta es la razón por la cual ha sido intensamente estudiado durante los últimos años. 

Su función principal, en los vegetales y las frutas donde se encuentra, es protegerlos de los mismos radicales libres. 

De hecho, puede encontrarse en los tejidos de algunos animales (quienes lo obtienen de su alimentación), hasta en la yema del huevo, donde cumple las mismas funciones.

Los especialistas asumieron que, en el cuerpo humano, este pigmento podría desarrollar el mismo potencial que en otras especies, y así era. 

La capacidad antioxidante de la Luteína le provee beneficios especiales contra las patologías oculares, cardiovasculares, tumorales, etc. 

Una enorme lista, la cual abordaremos más adelante.

Es necesario mencionar que el cuerpo humano no es capaz de sintetizar este compuesto. 

Nosotros, al igual que los animales, debemos adquirirla a través del consumo de alimentos donde se encuentre, como el maíz o el pimiento amarillo. 

Sin embargo, también es importante conocer que, a veces, el pigmento puede camuflajearse al combinarse con la clorofila de las plantas, por lo que existe en otros vegetales que no tienen un color tan amarillo, como el apio, el brócoli y la col. 

La luteína, sin duda, es de interés para cualquiera que busque un coadyuvante poderoso para la salud, y la ciencia tiene gran cantidad de soporte para esa afirmación. 

Aunque no se trata de un compuesto milagroso, este carotenoide podría tener justo lo que nos hace falta para empezar a mejorar la condición de nuestro cuerpo.

Flecha Propiedades de la Luteína

Detrás de la composición de un carotenoide aparentemente similar a cualquiera, yacen cambios esenciales que lo hacen especial y le brindan una alta potencia en su efecto base: la capacidad para disminuir y suprimir las reacciones de estrés oxidativo, como un buen antioxidante.

De hecho, estas pequeñas alteraciones en su configuración hacen que sea posible conocerlo como un Xantófilo, es decir, un carotenoide oxigenado. 

La importancia de este pequeño cambio radica en dos cosas fundamentales: en primer lugar, su potencia antioxidante es mayor gracias a la presencia de esas moléculas de oxígeno, y por otro, la capacidad de mezclarse con los tejidos.

Para que una molécula pueda ser efectiva en una misión, es necesario que pueda llegar al sitio donde hace falta su acción. 

Este es el caso con la Luteína, quien es especialista en alcanzar el territorio vascular y la sangre, pero también la retina: donde abundan los xantófilos.

Hay varios estudios sobre la Luteína dedicados a medir su potencia antioxidante, y todos concuerdan en algo: este es uno de los compuestos con mayor acción contra el estrés oxidativo. 

No sólo porque es capaz de disminuir el daño causado por estas moléculas, sino también porque impide su producción.

De hecho, hay lesiones “indirectas” causadas por alteraciones bioquímicas de los radicales libres, especialmente sobre el sistema inflamatorio, que este pigmento amarillento puede detener.

Muchas enfermedades crónicas han sido vinculadas al efecto de los radicales libres, especialmente gracias a estudios que han salido a la luz en la última década. 

En este enorme grupo resaltan la diabetes y los problemas cardiovasculares, como los infartos miocárdicos.

La inflamación es parte del mismo proceso de neoformación de la hipertensión arterial, por ejemplo. La luteína, gracias a su potencia antioxidante variable, es capaz de detener todas estas reacciones e incluso inducir la liberación de moléculas que nos ayuden a restablecer nuestras arterias y nuestro corazón hacia su máximo potencial.

Este es un claro ejemplo de que los beneficios, y el modo en el que los ejerce, puede que difieran un poco con la Luteína a como venimos entendiendo el mundo con los “fármacos” actuales, que no siempre son eficaces para tratar las patologías crónicas, sino para controlarlas. 

¿Te parece interesante este artículo? ¡Pues tenemos mucho más! ¡Apúntate y recibe nuestras publicaciones!

SUSCRÍBETE

Flecha Beneficios de la Luteína

Hay varios aspectos de nuestra salud que parece que se ven particularmente beneficiados del modo en el que actúa la luteína.

Aunque uno de los aspectos que más se habla, cuando se habla de este pigmento, es la visión, parece que no se limita solo a ello. 

Conozcamos un poco más del modo en el que la luteína puede potenciar nuestro cuerpo y qué dice la ciencia al respecto; después de todo, lo que queremos es información valedera y real, como siempre.  

> Atenuando los problemas de la Vista

La cantidad de patologías que pueden presentarse, que involucren nuestra visión, son casi innumerables. A medida que vamos envejeciendo vamos perdiendo ciertas propiedades y tejidos en varias zonas de nuestro cuerpo, y nuestros ojos no se quedan atrás.

Los trastornos relacionados con el aparato de enfoque ocular, así como aquellos relacionados con la retina, tienen una altísima prevalencia, especialmente después de los 40, donde empezamos a desarrollar problemas como la hipermetropía. 

La luteína juega un rol fundamental dentro de nuestros ojos. La parte externa de la retina, que es la que en realidad recibe los estímulos visuales, poseen una gran cantidad de ácidos grasos poliinsaturados (que son los más vulnerables a sufrir de los radicales libres y el estrés oxidativo. 

Este pigmento amarillento se encuentra en grandes concentraciones justo allí, en la retina, donde actúa como un filtro contra las luces nocivas que entran a través de nuestra pupila, inclusive los rayos ultravioleta. 

Estos dos mecanismos, tanto la supresión de los radicales libres como su efecto filtro directo es lo que le otorgan los beneficios más claros sobre el sistema ocular.

Por ejemplo, uno de los trastornos más descritos en los estudios científicos es la degeneración macular, una patología relacionada con el envejecimiento que afecta la mácula: una mancha amarillenta encargada del máximo punto de agudeza visual. 

Es decir, cuando “enfocamos al máximo” estamos redirigiendo TODA la luz hacia la mácula. ¡Tremenda importancia!

La luteína ha demostrado ser un coadyuvante importante para impedir la degeneración macular. Los estudios disponibles, y estos han confirmado que la luteína puede inclusive revertir el efecto de la degeneración macular avanzada, a partir de su potencia antioxidante y su mecanismo de acción directo. (1)

Sin embargo, no se queda allí. 

La luteína también sirve para controlar y prevenir una de las enfermedades oculares más prevalentes, y la causa más frecuente de cirugía ocular en los adultos mayores: las cataratas.

Según afirman los estudios disponibles, dado que el problema yace en la opacidad del cristalino causada por los radicales libres, la luteína, en concentraciones adecuadas, ha demostrado ser un increíble protector y disminuir eficazmente el riesgo de sufrir de esta enfermedad.

 Aunque no es la cura absoluta, es un excelente coadyuvante para incluir. (2)

Por último, pero no menos importante, parece que la luteína también pudiera ayudar a disminuir el riesgo de desprendimiento retiniano, otra patología incapacitante y frecuente en el ámbito ocular. Según afirman los estudios, se encontraron bajas concentraciones de luteína en los pacientes con estos trastornos, por lo que su suplementación parece ser útil para la prevención de esta enfermedad. (3)

> Pro-Cardiovascular

Los antioxidantes han sido increíblemente vinculados con los beneficios cardiovasculares desde hace varias décadas, pero especialmente por que tienen un efecto radical sobre los tejidos vasculares. 

Las enfermedades crónicas más importantes relacionadas con el corazón y las arterias, como la hipertensión arterial y la ateroesclerosis (el origen de los infartos al miocardio), tienen una gran parte de su mecanismo fisiopatológico arraigado en los radicales libres y el estrés oxidativo.

Es aquí donde yace el efecto real de los antioxidantes, pero especialmente de la Luteína, la cual tiene diversos efectos sobre nuestro sistema cardiovascular que pueden ser aprovechados fácilmente por nosotros con su consumo.

La luteína ha demostrado, en diversos estudios científicos con varios patrones de investigación diferente, que puede impedir la formación de la placa ateromatosa (acumulación sólida de colesterol en nuestras arterias, y el origen de la mayoría de los infartos al miocardio), a través de su potencial antioxidante.

Además, parece que, al inhibir ciertas lipoproteínas, como el LDL o colesterol malo, puede disminuir los niveles de colesterol en la sangre y empezar a crear reacciones y estímulos necesarios para poder disminuir la magnitud de las placas que ya se encuentren en nuestras arterias. 

La supresión de los radicales libres relacionados con el LDL es bastante importante para potenciar nuestro estado de salud cardiovascular, y definitivamente parece que a la luteína le va bastante bien. 

Incluso, como mencionamos anteriormente, la luteína podría ser excelente para frenar enfermedades crónicas importantes con un mecanismo fisiopatológico muy relacionado con el estrés oxidativo. Aquí resalta la hipertensión arterial, la enfermedad crónica cardiovascular más frecuente e importante del mundo.

Este pigmento carotenoide puede atacar la hipertensión a través del control de los radicales libres, impidiendo que se propicien los mecanismos inflamatorios que son los que consolidan la enfermedad y permiten que se agrave poco a poco.

Sin embargo, hay otros efectos que también están incluidos dentro de esta poderosa molécula. 

En general, la luteína puede potenciar directamente la formación del óxido nítrico, un vasodilatador natural de nuestro cuerpo que disminuye en algunas patologías como la hipertensión. Por tanto, este interesante doble efecto de la luteína la propone como un excelente coadyuvante cardiovascular. (5)

> Restablecimiento y Mejora de la Cognición

Las enfermedades relacionadas con la cognición son bastante frecuentes, especialmente en la población mayor. 

Uno de los ejemplos más clásicos es el Alzheimer, un trastorno de la memoria que puede incapacitarnos rápidamente y que atenta contra nuestro estilo de vida.

A pesar de que no lo parezca así, muchos estudios refieren que el origen de este trastorno (más allá de la famosa acumulación de amiloide), está muy relacionado con el estrés oxidativo y sus problemas secundarios. 

Por esta razón, se han intentado crear nuevas rutas terapéuticas que incluyan fármacos o compuestos capaces de abolir estas reacciones.

Uno de ellos, también probados, es la luteína, cuya capacidad innata para abolir el estrés oxidativo parece ser de bastante ayuda en esta enfermedad. Algunos estudios afirman que la luteína puede estimular incluso partes claves del proceso de formación de las neuronas, en patologías tan complicadas como el Alzheimer, donde más se necesita. (6)

De igual modo, en líneas generales, la luteína es bastante eficaz para mejorar la capacidad de memoria e incluso de razonamiento. Desenvolverse con normalidad en el día a día implica un gran número de funciones, y parece que -neurológicamente hablando- la luteína las tiene todas cubiertas. Sin duda, debemos “pensar” en añadirla a nuestra dieta. (7)

> Antitumoral

Sin importar cuántos años pasen, pareciera que -médicamente hablando- siempre habrá un enemigo dispuesto a superar los límites de la ciencia. Ese es el cáncer, una enfermedad que no hemos logrado curar, y apenas nos estamos acercando a comprender de verdad. 

Las décadas han pasado y se han creado nuevos fármacos complicados que intentan paliar la enfermedad, sin mucho éxito la gran mayoría de las veces.

Debido a que la mayoría de estas patologías tienen mecanismos de acción muy relacionados, como la activación de vías inflamatorias por doquier y la disregulación de nuestra capacidad inmune, la luteína podría tener algún rol importante. 

Por ejemplo, parece que el uso de este carotenoide en algunos tipos de cáncer, como el de páncreas y cáncer, mostró efectos protectores relevantes que vale la pena mencionar. Además, hay varias revisiones extensas que han comparado arduamente sus efectos y parece que este pigmento siempre se presenta como todo un ganador. (8)

Inclusive, puede considerarse como un factor anti-linfoma, según los últimos estudios. Esto implica que la luteína es capaz de actuar como citotóxico (destructor de células) cuando se trata del cáncer, pero no con las células de nuestro cuerpo en condiciones normales. Un efecto asombroso, ¿cierto? (9)

> Combatiendo las Complicaciones Diabéticas

La diabetes es una de las enfermedades crónicas más frecuentes del mundo, caracterizada por la acumulación nociva de glucosa ante un páncreas que se encuentra funcionando a menos del 10% de su capacidad (en la mayoría de los casos, hablando de la diabetes tipo 2). Aun así, el verdadero problema de este trastorno son sus complicaciones, las cuales terminan atentando contra nuestra vida.

Aunque hay muchos fármacos en el mercado, la mayoría están avocados a disminuir y controlar los niveles de glucosa, por lo que se intenta limitar el daño indirectamente. Sin embargo, esto no siempre tiene frutos y más del 85% de los casos poseen alguna complicación.

La más frecuente de todas, y la primera en aparecer, es la retinopatía diabética, una enfermedad que puede ocasionar fácilmente la ceguera. Es aquí donde entra la luteína, nuestro pequeño -y gran- salvador del día.

Según afirman los estudios, parece que la luteína puede, a partir de la supresión del estrés oxidativo en esa región, limitar e incluso revertir parte del daño causado por la retinopatía. (10)

Recordemos que, el problema básico es que la glucosa se oxida, y empieza a liberar moléculas dañinas por todos lados. Estas son las verdaderas causantes de sus complicaciones, las cuales la luteína parece tratar con mucha eficacia. 

Flecha En qué alimentos encontramos la luteína

Como mencionamos, este es un pigmento amarillento que abunda en varios tipos de alimentos diferentes. 

Sin embargo, esto no significa que sólo estará en aquellas frutas o vegetales que tengan ese color, por el contrario, muchas veces puede mezclarse con la clorofila (que existe casi en todos los tipos de plantas del mundo) para dar una coloración verdosa más bien.

Por esto, no debemos guiarnos por el color del alimento para “asumir” dónde está la luteína. Para facilitarle las cosas, le dejamos una lista de las frutas y vegetales con mayor contenido de este pigmento:

  • Col (en cualquiera de las subespecies)
  • Guisantes
  • Brócoli
  • Espinacas
  • Papaya o Lechosa
  • Mango
  • Melón
  • Pera
  • Maíz
  • Ciruelas

Inclusive, es probable encontrar este pigmento en otros alimentos que no sean de origen vegetal, como el huevo. 

Según afirman los estudios composicionales, la yema del huevo puede contener una gran cantidad de luteína, que es parte de lo que le da esa coloración amarillenta.

Flecha Alimento vs Suplemento

Aun así, buscar la luteína en los alimentos convencionales tiene ciertas complicaciones y problemas que podemos resolver cambiando el modo en el que ingerimos este carotenoide, a través de los suplementos.

Recordemos que, para ingerir luteína a través de los alimentos es necesario consumir grandes cantidades de este para poder obtener las concentraciones adecuadas en sangre. 

No vamos a comernos cerca de 3 o 4 mazorcas enteras para tener un solo gramo de luteína. Es aquí donde entendemos que los suplementos representan una clara diferencia.

Imagine que con tan sólo un poco de extracto o una cápsula pudiera obtener mayor cantidad de luteína, que es el compuesto activo que necesitamos. 

Además, comer tanto maíz se hace inviable para las personas que más necesitan este compuesto, como los diabéticos, dado que estarían ingiriendo demasiado carbohidrato.

Con el uso del suplemento, podría evitarse toda esa enorme carga de azúcares de un modo rápido y sencillo, mejorando su estado de salud sin hacerse daño. Los beneficios de un nutracéutico en forma de extracto o cápsula sin duda son mucho mayores, y merecen la pena.

Flecha Cómo se toma y dosis recomendadas basado en estudios

DemografíaMuestraMarco de tiempoResultadosDosis Referencia
Pacientes en edades entre 50-85 años 4203 pacientes5 añosDisminución franca del riesgo de sufrir cáncer pulmonar, especialmente en pacientes fumadores10mg/día11
Pacientes con retinopatías39 pacientes4 mesesLa suplementación con luteína previene el declive de la macula y su funcionamiento.20mg/día12
Pacientes con degeneración macular temprana112 pacientes2 añosDisminución de los trastornos visuales y la progresión de la degeneración macular10mg/día13
Adultos Jóvenes Sanos51 pacientes1 añoAumento de la función y el desempeño cognitivo5-10mg/día aproximadamente14
Pacientes con retinopatía diabética no proliferativa31 pacientes36 semanasMejora potencial de los parámetros visuales en la retinopatía diabética10mg/día15

Flecha Cómo potenciar el efecto de la Luteína combinándola con otros nutrientes

El mayor secreto detrás de todos los nutracéuticos no es en sí su composición y los posibles elementos bioactivos, esa sólo es una parte de sus propiedades de las cuales podemos beneficiarnos enormemente; la verdadera clave es su capacidad para actuar sinérgicamente con otros nutracéuticos, y así lograr un efecto mucho mayor.

La acción sinérgica de dos sustancias puede tener dos rutas: o actúa una sobre otra para mejorar la potencia sobre un beneficio en específico, o actúan a través de dos mecanismos de acción distintos, que les permita mejorar un aspecto de nuestra salud desde dos lugares diferentes. Sin embargo, lo que tienen en común es que todas están alineadas a potenciar nuestro cuerpo.

Si bien existen varias, los nutraceúticos más afín son:

> Omega 3: 

Estos son un grupo de ácidos poliinsaturados que abunda mucho en los pescados, y que ha sido increíblemente vinculado a la potencia de nuestro estado de salud, especialmente en el área cardiovascular y contra la diabetes. 

Según afirman los estudios disponibles, los beneficios sobre el corazón no sólo se limitan a disminuir la cantidad de colesterol -previniendo la formación de los ateromas- y disminuir la tensión arterial, sino que también mejora la función endotelial, las anginas de pecho y controla las arritmias.

El Omega 3 es capaz de actuar sinérgicamente con la Luteína para potenciar nuestro estado de salud cardiovascular, al actuar a través de dos mecanismos de acción distintos. Mientras mayores sean nuestras opciones, más grande serán los beneficios.

> Frutos del Bosque

Este grupo incluye algunos frutos como el Mirtilo, el Arándano (tanto rojo como azul), la Fresa, La frambuesa y la Cereza. 

Como puedes ver en nuestro post sobre los frutos del bosque, estos poseen increíbles propiedades antioxidantes que parten de varios compuestos bioactivos diferentes.

Estos frutos son bastante conocidos por sus propiedades beneficios, los cuales pueden potenciarse enormemente en presencia de la luteína. 

Sin duda, las áreas más importantes que se verían beneficiadas sería la cardiovascular, y el posible control de la diabetes, gracias a sus diversos mecanismos de acción.

> Licopeno

Este es un pigmento carotenoide, al igual que el de la luteína, pero con varias diferencias clave. La primera es que su composición es distinta, por lo que no abarcará los mismos efectos que la luteína -o al menos no del mismo modo que esta.

Una de sus propiedades a resaltar tiene que ver con el sistema ocular, donde parece que potencia nuestra visión y limita el posible daño por algunas enfermedades oculares crónicas importante. 

Al utilizar otros mecanismos de acción distintos a los de la luteína, podemos obtener los mejores beneficios por su combinación.

Flecha Contraindicaciones y Posibles efectos secundarios

Este es un nutracéutico que ha sido ampliamente estudiado por muchísimos especialistas y la gran mayoría concuerda en algo: este es un compuesto bastante seguro que puede ser utilizado con normalidad, sin mayores complicaciones. 

Sin embargo, siempre hay una excepción.

En el caso de la luteína, esta excepción responde a aquellas personas que son alérgicas al compuesto, quienes definitivamente -por ninguna razón- deberían consumirlo. Si usted no sabe si es alérgico, le recomendamos que inicie poco a poco y con dosis muy bajas. 

En cuanto a los efectos secundarios, el más importante -más allá de algunos básicos que pueden ocurrir con cualquier medicamento o suplemento-, es la hipercarotenosis, la acumulación de la luteína que causa un cambio de coloración en nuestra piel, tornándola un poco más amarillenta o naranja.

Aun así, este efecto es reversible y no representa un riesgo real para los seres humanos. Tan sólo con dejar de consumir el nutracéutico usted estará en perfectas condiciones. 

Flecha Consideraciones Finales

Sin duda, la luteína termina pintando como un coadyuvante al que debemos prestarle muchísima atención, no sólo si tenemos alguna patología activa -especialmente en el área cardiovascular y ocular-, sino también para prevenir la aparición de estas enfermedades. 

Siempre es más rentable evitarlas, que padecerlas.

La potencia que obtenemos a partir de esta molécula es muy alta, y está avalada por la ciencia. ¿Qué más podríamos pedir? 

Debemos tener a la luteína en cuenta, y empezar a buscar modos de agregarla a nuestra dieta.

Pomegranate Liquid: Incluye Luteína

Porque sabemos que lo mejor es incluir este increíble nutracéutico en nuestra dieta, decidimos crear un extracto que contenga luteína y otros más de 30 compuestos capaces de potenciar nuestro estado de salud y, mejor aún, actuar en sinergia con este pigmento carotenoide. 

No esperemos cumplir 40 o sufrir alguna enfermedad para empezarnos a cuidar. El momento es hoy, y ahora. Aprovecha el beneficio de los antioxidantes y los nutracéuticos en tu cuerpo, rápido, fácil y sencillo con Pomegranate Liquid.

39.00 
**Antes de realizar tu comentario recuerda que  NO se responderán consultas de tipo médico. Lo que se ofrecerá es exclusivamente una orientación a dudas relacionadas con la entrada publicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: VIBE NUTRACEUTICALS, SL . Finalidad: Poder realizar comentarios. Legitimación: consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad