Ventajas del Ácido Alfa Lipoico en la Diabetes

El Ácido Alfa-Lipoico y sus beneficios en la DM tipo 2

Este potente antioxidante ha sido estudiado por su enorme aporte en contrarrestar el daño que podría ocasionar la aparición de la Diabetes mellitus tipo 2.

En la Diabetes mellitus tipo 2 es muy importante mantener los valores de glucosa en la sangre (glucemia) bajo control mediante una serie de factores que hay que tomar en cuenta, como por ejemplo:

  • Tener un composición corporal adecuada a nuestras características morfológicas
  • Disminuir la resistencia a la insulina
  • Mejorar la tolerancia a la glucosa por parte de nuestras células y
  • Disminuir el estrés oxidativo, productor de terribles radicales libres

Cumpliendo estos puntos no sólo se evitarían las severas complicaciones de esta enfermedad crónica, también servirían para prevenir otro tipo de enfermedades crónicas asociadas al síndrome metabólico.

Para lograr esto, muchos médicos y especialistas han dedicado una buena parte de sus vidas para poder encontrar las respuestas necesarias.

Una de estas sorprendentes pero naturales soluciones a la DM tipo 2 es el Ácido Alfa-Lipoico (ALA), también llamado ácido tióctico.

Qué es el Ácido Alfa-Lipoico (ALA)

Este es un poderoso elemento antioxidante, muy importante para nuestro organismo, el cual producimos en pequeñas cantidades.

Puede encontrarse en productos de origen animal como riñón, hígado y corazón, y en productos de origen vegetal como espinacas, guisantes, zanahorias, coles de Bruselas, brócoli, tomates, extracto de levadura y salvado de arroz.

Uno de los problemas que conlleva consumir estos alimentos es que debido a la estructura de este ácido, sólo se metabolizan mínimas cantidades del mismo.

Por esta razón se han hecho suplementos nutricionales como nuestro Glucose Control RX para proporcionar las cantidades necesarias de ALA y así obtener todos sus beneficios.

Funciones del ALA

El ALA tiene una función muy importante en el metabolismo aeróbico, donde los nutrientes consumidos se convierten en energía.

Este proceso se lleva a cabo en unas estructuras de la célula llamadas mitocondrias, las cuales funcionan como un motor para generar la energía necesaria para llevar a cabo nuestras funciones del día a día.

Es usual que cierta cantidad de radicales libres se produzcan con este proceso y es aquí donde el ALA interviene una vez más.

Su poder antioxidante se debe a que es capaz de regenerar otros antioxidantes como el glutatión, las vitaminas E y C, y la coenzima Q.

Ácido Alfa-Lipoico para la diabetes

Lo anterior viene siendo una excelente noticia para el uso del ALA en la prevención y tratamiento de la DM tipo 2, debido a que en esta existen altos niveles de radicales libres que afectan al páncreas e hígado principalmente.

Mediante esta capacidad, este elemento reduce la inflamación y daño celular producidos por los radicales libres, evitando ulteriores complicaciones.

Los trabajos de Busse, Zimmer et al en el año 1992 y Shay, Moreau et al en el 2009 demostraron el incremento de los niveles de glutatión en pacientes diabéticos a quienes se les incluyó el ALA a su tratamiento regular, mejorando el estrés oxidativo. (1)(2)

Aparte de su poder antioxidante, el ALA es capaz de aumentar la tolerancia a la glucosa por parte de las células y disminuir la resistencia a la insulina, mejorando los niveles de glucemia en personas diabéticas y no diabéticas.

En 1999, Jacob realizó un trabajo de investigación en el que administraba una terapia con Ácido Alfa-Lipoico a distintas dosis a pacientes diabéticos tipo 2, mejorando la resistencia a la insulina significativamente. (3)

Los estudios de Kamenova en el año 2006, Padmalayam en el 2009, Singh en el 2008 y Ruhe & McDonald en el 2001 también evidenciaron el incremento de la sensibilidad a la insulina junto a una mejoría en los valores de glucemia posterior a la administración de ALA. (4)(5)(6)(7)

Los beneficios del ALA también tienen efecto en la prevención de las complicaciones de la DM tipo 2.

Un estudio elaborado por Ziegler et al en el año 1997, donde se utilizaron 73 pacientes diabéticos tipo 2, se basó en la administración oral de 800 mg. de ALA al día durante un período de 4 meses, consiguiendo mejorías a nivel del sistema cardiovascular, específicamente de la frecuencia cardíaca, en comparación con el grupo placebo. (8)

Un estudio llevado a cabo por Carbonelli en el año 2010 se basó en 1127 individuos con sobrepeso u obesidad a quienes se les administró una dosis diaria de ALA de 800 mg.

Al finalizar la investigación, se evidenció una reducción del peso, cintura y cifras de presión arterial, considerando al ácido como el elemento ideal para combatir las enfermedades crónicas relacionadas con el exceso de peso corporal. (9)

Udupa, en el año 2013, realizó un estudio donde administraba por separado ALA, omega 3 y vitamina E a un grupo de pacientes con DM tipo 2 y resistencia a la insulina.

Al final, los 3 grupos redujeron tallas, índice de masa corporal, colesterol total y mejoraron la sensibilidad a la insulina. (10)

Con respecto a su función en la nefropatía diabética, una de las peores complicaciones de la DM tipo 2, Noori hizo un estudio en el año 2013 donde tomó a 34 pacientes con esta patología y los dividió en dos grupos.

El grupo control recibió 800 mg. de ALA y 80 mg. de piridoxina diariamente por 12 semanas, mientras que el grupo placebo no recibió nada.

Los resultados demostraron la disminución del estrés oxidativo y cifras tensionales, generando la mejoría de la albuminuria, retrasando la evolución del cuadro clínico. (11)

El ALA también tiene un efecto protector del sistema nervioso central, reduciendo los síntomas de la neuropatía diabética y mejorando la conducción del impulso eléctrico.

También podría tener una propiedad regenerativa a nivel nervioso. Un estudio realizado por el Instituto Linus Pauling tomó a 181 pacientes con esta complicación a quienes se les proporcionó ALA a diferentes dosis.

Después de sólo 5 semanas de tratamiento, los que recibieron la terapia demostraron tener mejoría de la sintomatología.

Tomando en cuenta toda la información suministrada, el consumo de ALA, junto o no al tratamiento antidiabético regular, posee increíbles beneficios para combatir la DM tipo 2 y otras condiciones médicas.

Por lo mismo, y siguiendo estas pautas, nosotros le dimos al Ácido Alfa-Lipoico un lugar en nuestro producto, Glucose Control RX.

Recomendamos el consumo de este ácido para combatir la variada sintomatología de la DM tipo 2 y así poder evitar sus complicaciones.

Detox (Limpieza Organismo)

Glucose Control RX vibe

49.00 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *