≫ Cúrcuma: Especia con Beneficios y Propiedades Necesarias
curcuma beneficios propiedades

Cúrcuma: Qué es, Propiedades, Beneficios, Dosis y Recomendaciones

Tan sólo 22 min de lectura para tener las cosas más claras

La cúrcuma es una planta muy conocida por formar parte de los condimentos en la mayoría de las familias del oriente. Sin embargo, esta planta proveniente del suroeste de la India también tiene otros grandes usos en el campo de la medicina que vale la pena conocer.

Los estudios más importantes han vinculado el potencial de la Cúrcuma con efectos notorios: algunos afirman que puede ser un gran anticancerígeno, neuroprotector, cardioprotector e inclusive disminuir y suprimir parte de las reacciones inflamatorias más graves. 

Además, aunque se puede hasta utilizar como medicamento endovenoso, el mejor potencial de la cúrcuma parece aprovecharse cuando forma parte de un suplemento.

Flecha Nuestro cuerpo y la Cúrcuma

El metabolismo de la cúrcuma es crítico e importante. 

El potencial biológico de esta planta sólo puede ser aprovechado después de que es metabolizada en nuestro organismo, por lo que los beneficios están directamente relacionados con el modo en el que la procesemos.

En los humanos, la cúrcuma puede encontrarse libre, conjugada o reducida, siempre y cuando sea administrada oralmente. Es difícil encontrarla naturalmente, como fue administrada, cuando ya está en el plasma. Por esta razón sus metabolitos son de lo más importante. 

Inclusive, parece ser que nuestra flora intestinal es la encargada de metabolizar parte de la cúrcuma y permitir su entrada al organismo. 

Algunos estudios revelan que el porcentaje que se absorbe en nuestro intestino de cúrcuma metabolizada es mucho mayor a la normal.

Flecha Propiedades de la Cúrcuma

Los componentes más importantes de la cúrcuma son los curcuminoides, los cuales incluyen varios subtipos. El más importante es la curcumina, al cual quizás se le atribuye la gran mayoría de los beneficios de esta planta. 

La bioactividad de estos compuestos, posterior a un metabolismo secundario que los transforma a aceites y otros fenoles, es donde yace el secreto.

Estos fenoles, los cuales son polifenoles en verdad, son increíbles antioxidantes los cuales, de hecho, le dan ese color amarillento-anaranjado a la cúrcuma. La concentración aproximada ronda el 9%. Aun así, esta no es toda la historia detrás de la planta.

Así como hay polifenoles, los ácidos volátiles (que son compuestos terpenoides responsables del aroma característico) también son responsables de parte de los efectos de la cúrcuma.  Estos compuestos tienen un gran potencial antioxidante, aunque no mayor al de los polifenoles.

De igual modo, es necesario destacar que podríamos encontrar sustancias y otros alimentos que compartan ciertos compuestos con la cúrcuma, como el jengibre, por ejemplo. 

También es importante mencionar que la cúrcuma no sólo cuenta con esos elementos en su composición, sino que existen otros necesarios a resaltar.

En tan sólo 2 gramos de esta planta podríamos encontrar un sinfín de nutrientes de los cuales, la mayor parte, son carbohidratos y fibra dietética total. De igual modo, está cargada por completo de minerales y vitaminas, donde destacan el potasio y la vitamina E respectivamente.

¿Te parece interesante este artículo? ¡Pues tenemos mucho más! ¡Apúntate y recibe nuestras publicaciones!

SUSCRÍBETE

Recordemos que la capacidad antioxidante nos dice mucho de un suplemento, especialmente los nutracéuticos. 

Los radicales libres y las reacciones de estrés oxidativo han sido muy estudiadas los últimos años, dado que se ha demostrado que tienen un fuerte efecto en nuestro cuerpo, el cual no siempre podemos mediar.

En condiciones normales, en ausencia de enfermedad o estrés antinatural, normalmente producimos algunos antioxidantes endógenos (como el glutatión) los cuales son capaces de lidiar con todas estas reacciones y suprimirlas. 

El problema radica cuando nuestra dieta es desequilibrada, cuando estamos enfermos o cuando no cumplimos con los requerimientos que nuestro cuerpo amerita.

En este caso, empiezan a producirse más radicales libres de los que podemos controlar, dando origen a daño tisular, especialmente endotelial, el cual en verdad puede ser prevenible. Es aquí donde entra la cúrcuma, y el resto de las sustancias que contienen una gran cantidad de polifenoles.

La cúrcuma reduce las reacciones de estrés oxidativo al eliminar los radicales libres. 

Muchos estudios demuestran que tiene una gran capacidad para la supresión de estos elementos, e incluso para prevenir su aparición. Inclusive de aquellos receptores o desencadenantes de las reacciones, y no los radicales en sí.

Además, varios mencionan que la curcumina podría activar y aumentar la expresión de los antioxidantes enzimáticos naturales en nuestro cuerpo, lo cual reduciría la susceptibilidad al daño de un gran número de enfermedades.

En el caso del glutatión, el antioxidante principal endógeno que hemos mencionado, parece que la cúrcuma pudiera aumentar los niveles de este a través del aumento de su expresión génica y de las enzimas que ayudan a completar su tarea. 

Sin duda este es un suplemento capaz de potenciar las reacciones positivas que ocurren en nuestro cuerpo, así como suprimir las negativas (como el estrés oxidativo). 

Te puede interesar: 7 beneficios de la curcumina: El ingrediente secreto de la cúrcuma

Flecha Beneficios de la Cúrcuma 

Si bien hemos mencionado en todo el artículo que la Cúrcuma tiene muchos beneficios médicos, ahora nos toca hablar de ellos. 

Es importante destacar, como siempre, que todo se acompaña de una base y sustento científico fuerte, dado que la cúrcuma es objeto de estudio hace mucho tiempo por estas propiedades positivas.

Aunque la gran mayoría de estos se le adjudican al potencial antioxidante de esta planta, es necesario destacar que el resto de los compuestos también juegan un rol importante. 

Recordemos que los ácidos esenciales, que no forman parte de los polifenoles, también tienen una capacidad no despreciable como antioxidantes, por lo que vale tenerlos en cuenta.

> Efecto Antidiabético

Empecemos con una de las enfermedades más polémicas del mundo: la diabetes. 

Esta ocupa quizás el primer puesto en cuanto a frecuencia como patología crónica, en conjunto con la hipertensión arterial, la cual también es un exponente altamente peligroso. 

En cuanto a la diabetes, una gran cantidad de estudios han demostrado la capacidad antidiabética de la cúrcuma, así como el potencial de este suplemento para prevenir la enfermedad (o al menos para actuar como una intervención prediabética de primera línea). 

El efecto antidiabético de la cúrcuma parece que nace en la regulación de los niveles de glucosa, más allá de tocar el páncreas o involucrarse en otras reacciones. 

Por ejemplo, algunos estudios afirman que la regulación de la alfa-glucosidasa y la alfa-amilasa pueden disminuir ampliamente la glucosa en sangre. El efecto inhibitorio que tiene sobre la alfa-amilasa, en especial, es el más grande que puede ser encontrado en cualquier sustancia natural. (1, 2)

Además, no se queda aquí; parece que la cúrcuma también puede actuar sobre los niveles de insulina. Según afirman ciertos estudios, la cúrcuma puede aumentar la producción y la respuesta tisular a la insulina en algunos tejidos, como el muscular estriado, el hepático y el adiposo. (1)

El efecto es bastante preciso, cuando se trata de la insulina: aumenta la captación de glucosa por parte de los receptores GLUT4, especialistas en la entrada de energía a los músculos. Inclusive, aunque la evidencia es un poco escasa, pareciera que la cúrcuma si pudiese actuar sobre los islotes de Langerhans (donde se produce la insulina), aumentando la producción de esta hormona. (3)

Te puede interesar: Cúrcuma para la diabetes

> Capacidad Anti-Inflamatoria

Muchas enfermedades crónicas tienen un efecto en común: desencadenar reacciones inflamatorias por doquier, las cuales no sólo nos causan dolor, sino que también deterioran nuestros tejidos y órganos. 

La cúrcuma también tiene propiedades antiinflamatorias que confirma el hecho de que esta planta no sólo se basa en aplacar el estrés oxidativo, sino de la regulación inflamatoria mediada por varios métodos diferentes.

Citoquinas

Las citoquinas son parte crucial y fundamental de la cascada de inflamación. Según afirman los estudios científicos disponibles, la cúrcuma puede regular y controlar efectivamente las citoquinas inflamatorias, disminuyendo así la incidencia de las diferentes reacciones. (4)

Inclusive, puede que aumente la liberación de ciertos factores que son capaces de mejorar el efecto de la respuesta inflamatoria. Algunos estudios demuestran que la cúrcuma puede inhibir la inflamación y aumentar los macrófagos “buenos” al promover la producción de citoquinas antiinflamatorias. (5)

Vías inflamatorias 

Más allá de las citoquinas, recordemos que la inflamación es toda una cascada de acontecimientos que tienen que darse uno tras otro obligatoriamente. Esta cascada sigue varias rutas, dependiendo del tipo de reacción final, las cuales se conocen como vías inflamatorias. 

Parece que la cúrcuma puede tener una fuerte actividad antiinflamatoria al suprimir algunos agentes importantes de esta cascada, como el factor de necrosis tumoral. Incluso se ha demostrado que en la cúrcuma se han aislado derivados antiinflamatorios no esteroideos, como si fuera un ibuprofeno o un acetaminofén. (6)

> La batalla contra el cáncer

Este es tal vez uno de los efectos más estudiados de la cúrcuma, el anticancerígeno. 

Resulta que esta planta del oriente pudiera aplacar eficazmente el desarrollo y crecimiento de las células cancerígenas, tal cual lo demuestran varios estudios científicos.

Parece que la cúrcuma puede inhibir el crecimiento y la proliferación neoplásica a través de la inhibición de la formación de colonias gracias a un efecto directo sobre las líneas celulares. Parece que la regulación y supresión de muchas vías de señalización y factores de transcripción son la clave para el bloqueo cancerígeno. (7)

Inclusive, según afirman los estudios, la cúrcuma podría inhibir la angiogénesis (la neoformación de vasos sanguíneos) un proceso que preocupa mucho a los médicos, dado que es el origen de la proliferación tumoral y la metástasis. (8)

Un último efecto que es importante mencionar es la inducción de la apoptosis o muerte celular programada de las células neoplásicas. Parece que la cúrcuma tiene este potencial, y no sólo se trata de un subtipo de cáncer, sino que es efectiva contra varios de ellos. (9)

Aunque parezca sencillo, la realidad es que no es así. El bloqueo está mediado a través de un sinfín de mecanismos dentro de la célula, el cual involucra varias vías de señalización, inclusive algunos mediadores proteicos, de los cuales podríamos hablar horas. (10)

> Protege el Hígado

La cúrcuma también es conocida por ser una defensora del hígado. 

Resulta que el efecto hepatoprotector de esta planta es bastante marcado, dado que es capaz de regular diversas patologías hepáticas, tanto agudas como crónicas. 

En el caso de las intoxicaciones agudas, por ejemplo, donde quizás destaquen el alcohol y algunas drogas, parece que la cúrcuma podría tener un efecto marcado el cual estaría mediado por el control del estrés oxidativo. 

Recordemos que las lesiones hepáticas aumentan muchísimo los radicales libres, por lo que viene bien el control antioxidante de la cúrcuma a través de mecanismos directos (como el control directo mediado por los polifenoles) y el indirecto (a través de la elevación de los antioxidantes endógenos). (11)

La cúrcuma también está relacionada con una disminución de todos los marcadores de daño hepático posterior a la sobredosis con varias drogas, cuyo efecto secundario importante es la hepatotoxicidad. Inclusive, parece que esta planta podría ser realmente efectiva contra la disfunción mitocondrial causada por el exceso de paracetamol en el plasma. (12)

Por otro lado, esta planta también es efectiva contra la esteatosis hepática no alcohólica, inclusive contra la fibrosis hepática (cuyo único “tratamiento” sería el trasplante). Parece que la cúrcuma puede alterar nuestro metabolismo intrahepático de ciertos mediadores involucrados en el desarrollo de la esteatosis, así como disminuir e inhibir otros factores promotores de la fibrosis y estados fibróticos. (13)

> Cardioprotector 

Los trastornos cardiovasculares son una de las amenazas más grandes para el mundo moderno. 

La cúrcuma tiene un efecto especial que le permite actuar como protectora de los cardiomiocitos contra el estrés y cualquier tipo de reacción que intente aumentar tanto la frecuencia como la fuerza de contracción ventricular, que es lo que en verdad termina causando la hipertrofia dañina.

Recordemos que algunas hormonas, como la norepinefrina, no sólo pueden causar que el corazón se acelere y empiece a contraerse más duro, sino que también puede acercar la muerte celular programada de los cardiomiocitos. La cúrcuma parece ser una especialista en inhibir este efecto, más allá de impedir que el cardiomiocito se lesione. (14)

Por otro lado, como buen antioxidante, la cúrcuma puede suprimir todos esos radicales libres dueños de las reacciones de estrés oxidativo que confluyen para lesionar el tejido miocárdico. Inclusive puede prevenir el daño de la acumulación de glucosa (como en la diabetes) que podría hasta producir la apoptosis o muerte celular de los cardiomiocitos. (15)

Por último, la cúrcuma puede prevenir varios estados de hipertrofia cardíaca y prevenir la disfunción a través de la regulación de ciertos canales moleculares importantes. 

Recordemos que muchas patologías cardiovasculares, como los infartos, suelen concluir en disfunciones cardiacas relevantes que ponen en peligro nuestra vida. (16)

Seguro que te interesa: Cúrcuma para el corazón 

> De la mano con tus Neuronas

Del mismo modo que pasa con nuestro corazón, también la cúrcuma tiene un efecto especial sobre nuestro cerebro. 

Ya hemos resaltado su acción antiinflamatoria y antioxidante, y parece que por ese camino es que esta planta podría ayudar a mantener parte del balance químico del cerebro, actuando, por supuesto, como un potente agente medicinal.

Muchas investigaciones afirman que la cúrcuma, inclusive como pretratamiento, es efectivo para disminuir la neurotoxicidad de varias moléculas importantes capaces de aumentar los marcadores de daño tisular. Estos efectos se han propuesto como una alternativa para el tratamiento de ciertas enfermedades neurodegenerativas. (17)

Si bien la disminución de los radicales libres y los agentes pro-oxidativos es un punto importante, el efecto más relevante parece guardar relación con la supresión de las vías inflamatorias y la señalización. Según afirman varios estudios, la supresión de la inflamación mejora el estado de las células del SNC como el astrocito y la microglía del hipocampo, mejorando la memoria y produciendo un mejor estado de ánimo. (18)

El potencial de la cúrcuma, cuando se trata de nuestro cerebro es tremendo. 

No sólo estamos hablando que podría mejorar todo el ámbito cognitivo, sino que también podría ser aplicada en enfermedades neurodegenerativas específicas como el Alzheimer y el Parkinson. 

De este modo, los estudios afirman que mejoraría tanto el área cognitiva como la del control de los movimientos en los ganglios basales.

En los trastornos degenerativos, la cúrcuma podría unirse a algunas proteínas o más bien degradar otras para mantener la homeostasis del control y la regulación química en nuestro cerebro, contribuyendo a la disminución de los mecanismos inflamatorios y facilitando el control. (19)

Por si fuera poco, también puede ayudar contra estados tóxicos que involucran lesiones cerebrales. Hay muchas sustancias en el mundo capaces de lesionar los tejidos cerebrales al actuar como neurotóxicos. La cúrcuma controla y disminuye los efectos inducidos por la gran mayoría de estas drogas. Son efectos tremendos que no podemos perder de vista.

> Respirando mejor con la Cúrcuma

Las infecciones respiratorias son un ápex delicado en la vida de cualquier persona. 

No es posible, estadísticamente, que nos vayamos de este mundo sin sufrir de alguna de ellas. Sin embargo, para disminuir ese número a lo menor posible y disminuir las complicaciones, está la cúrcuma, un poderoso protector del sistema respiratorio.

La cúrcuma ha demostrado disminuir parte de la fibrosis, dado que tiene mucha relación con los procesos inflamatorios y el aumento del estrés oxidativo

Del mismo modo puede controlar algunas otras enfermedades cuyo mecanismo básico es la inflamación crónica. Entre estas resalta el asma, una enfermedad “reversible” donde hay broncoespasmos y obstrucciones. (20)

> El cambio radical en tus articulaciones

La artritis también es una enfermedad común, especialmente en mujeres mayores. Aun así, no hemos dado con la cura definitiva sino con simple tratamiento sintomático. 

La cúrcuma ha demostrado detener la progresión de la enfermedad a partir de la inhibición de algunos factores como la interleuquina 1-beta, una de las más importantes.

Según afirman los estudios, esta molécula es capaz de dar inicio y regular todo el proceso de desarrollo y progresión de la enfermedad, incluso involucrándose en la reabsorción de hueso y el daño permanente, más allá de la migración de la artritis. 

La cúrcuma no sólo frena a esta molécula, sino que contrarresta sus efectos activando otros mediadores, lo que abre terreno para poder revertir sus efectos. (26)

Por otro lado, para confirmar que realmente la cúrcuma ejerce algún efecto sobre la artritis, se han realizado ensayos específicos que buscan la presencia de un marcador biológico de la artritis en la sangre, conocido como Coll2-1. 

Como era de esperar, el consumo de esta planta ha demostrado disminuir significativamente los niveles de este marcador, dándonos a entender que definitivamente hay una acción positiva de la cúrcuma sobre esta patología. (27)

Te puede interesar: Cúrcuma para la Artritis 

Flecha Cómo tomarlo: Infusión vs Suplemento 

Sin duda, esta es una de las dudas más grandes para muchas personas. 

La gran mayoría piensa que lo mejor sería consumirlo como infusión, de un modo mucho más “natural”. Sin embargo, es allí donde quizás yace uno de los errores más importantes.

Recordemos varias cosas: la infusión es un preparado natural bastante diluido que no guarda concentraciones precisas, que además necesita dedicación para su preparación y que pudiese no tener un sabor que sea agradable, sino que simplemente haya que “tolerarlo”, lo cual nunca es lo ideal.

Los suplementos están específicamente diseñados para entrar a su organismo y que usted tome realmente todos los beneficios necesarios. 

En el caso de la cúrcuma, ingerirla como suplemento puede ser clave. De este modo estamos evitando tanto su posible sabor como la necesidad de invertir tiempo en su preparación.

Por último, pero para nada menos importante, un suplemento tiene una diferencia clave que la podemos resumir en una palabra: concentración. 

Una cápsula de cúrcuma siempre contendrá muchísimo más de su principio activo que la infusión, por lo que será posible percibir sus efectos sobre nuestro cuerpo más rápido que con algún otro método para ingerirlo.

Flecha Potenciando el Efecto de la Cúrcuma 

La sinergia entre suplementos y efectos positivos siempre es un punto clave dentro de cualquier elemento. 

En este caso, la cúrcuma es capaz de combinarse con varios otros compuestos para desarrollar y potenciar sus beneficios. Este es el modo más real de recibir todos esos efectos de esta planta.

Si bien existen muchos compuestos que pueden ser relacionados positivamente con la cúrcuma, hablaremos de algunos de los más importantes según la ciencia:

> Cardo Mariano

El cardo mariano es uno de los hepatoprotectores más potentes que existen actualmente, de origen natural. 

El extracto de esta planta parece poseer un sinfín de propiedades y componentes, dentro de la cual destaca la silimarina, una mezcla de muchos flavonoides (excelentes antioxidantes).

Es aquí donde la combinación cobra vida y nos otorga un fin. Al unir el cardo mariano con la cúrcuma no sólo estamos obteniendo lo mejor como antioxidantes de cada uno, sino que también estamos creando una bomba contra cualquier cosa que planee afectar nuestro hígado. De este modo quizás estamos aprovechando lo mejor de cada una de ellas.

> Coenzima Q10

Todos deberíamos conocer a la Coenzima Q10. Este grandioso antioxidante es producto del metabolismo humano en condiciones normales, aunque solemos sobrepasar las demandas y disminuir su producción con el tiempo. Recordemos que nuestro organismo siempre lo está usando para el desarrollo y el mantenimiento de nuestro cuerpo.

Los diversos estudios afirman que la Coenzima Q10 puede tener muchos beneficios positivos, tal como lo mencionamos en nuestro post sobre Coenzima Q10, sin embargo, hay dos que se potencian enormemente con la cúrcuma: el cardiovascular y el neurogénico. 

La unión entre la cúrcuma y la Q10 pueden aumentar la salud cardiovascular y prevenir/tratar algunas enfermedades degenerativas como el Parkinson.

> Té verde

El té verde es casi el rey antiguo de los antioxidantes naturales. 

Tiene historia, tradición y antecedentes tremendos sobre su uso para tratar un sinfín de patologías. Ahora bien, lo mejor que podemos hacer con el té verde siempre será combinarlo con otros suplementos y compuestos que puedan actuar sinérgicamente entre sí; uno de los más relevantes es la cúrcuma.

Recordemos que la acción principal de ambos se logra a través de un medio: los antioxidantes. 

Por esto, la combinación entre antioxidantes (que tienen mecanismos de acción y conversión distintos) puede ser realmente útil. Mientras los del té verde estén avocándose más a la parte cardiovascular, por ejemplo, podríamos tener a los de la cúrcuma logran un efecto neurogénico mayor.

Inclusive, aunque ambos pudiesen usarse en algunos estados patológicos como la diabetes, ambos tienen un mecanismo de acción diferente que ayudaría a atacarla por otras rutas, ayudando a controlar los niveles de azúcar y a aplacar la enfermedad.

> Vitaminas y Minerales

Es imposible pensar en combinación si no hablamos de las vitaminas y minerales. Algunas de ellas, como la vitamina C, tienen una gran carga de antioxidantes. Esto viene genial con el uso de la cúrcuma. La supresión del estrés oxidativo y de los radicales libres sólo puede ir en aumento, y esto significa beneficios para nuestro cuerpo.

Flecha Dosis Recomendadas basadas en estudios científicos

DemografíaMuestraMarco de tiempoResultadosDosis Referencia
Pacientes con esteatosis hepática no alcohólica102 pacientes8 semanasMejora significativa del estado hepático y los niveles de transaminasas.500mg dos veces al día.21
Pacientes con depresión mayor 123 pacientes12 semanasBuena tasa de efectividad para disminuir los síntomas depresivos y ansiosos en los pacientes con depresión mayor.250mg dos veces al día 22
Pacientes adultos entre 45-74 años39 pacientes12 semanasMejora de la función endotelial arterial al incrementar la disponibilidad del Oxido nítrico y disminuir el estrés oxidativo.1000mg dos veces al día23
Adultos sanos entre 60-85 años60 pacientes4 semanasMejora significativa de la memoria y el estado de ánimo posterior al uso tanto agudo como crónico de la cúrcuma400mg al día24
Pacientes con diabetes mellitus tipo 2118 pacientes12 semanasMejora significativa del riesgo cardiovascular y control lipídico.1000mg al día25

Flecha ¿Cuándo no debería consumir Cúrcuma?

Los efectos adversos relacionados con la cúrcuma no guardan relación con un consumo controlado, sino con la sobredosis (o al menos dosis mayores a las habituales). 

Los científicos no han aislado algún efecto nocivo que se pueda vincular realmente con cantidades reguladas de cúrcuma.

A pesar de esto, podemos nombrar situaciones en las que no debería ingerir cúrcuma. 

Si bien los efectos siempre son positivos, podría potenciar nocivamente ciertos estados dependiendo de sus patologías bases. 

Entre estas contraindicaciones tenemos:

  • Si está bajo tratamiento para la hiperglucemia, no debería consumir cúrcuma.
  • El embarazo es una indicación casi absoluta. Inclusive la lactancia.
  • Podría alargar los tiempos de coagulación, así que no debes consumirla dos semanas previo a alguna cirugía.
  • Si la vesícula biliar está afectada de algún modo, evita la cúrcuma.
  • Si los riñones están afectados por alguna patología grave que cause insuficiencia renal, mejor no usar la cúrcuma. 
  • Si hay trastornos hepáticos relacionados con la coagulación y hemorragia, evite su uso.

Si bien son pocas, son importantes.

Además, lo más relevante es percatarnos que la mayoría de las contraindicaciones se deben a otro problema base, por lo que el sólo consumo de cúrcuma, la cual presenta increíbles beneficios sobre nuestro cuerpo, no es inadecuado.

Nos queda claro que debemos incluir la cúrcuma en nuestra dieta, especialmente si lo hacemos con algún suplemento combinado donde podamos potenciar su efecto. Disfrutar de sus beneficios y propiedades debe ser una necesidad implícita que debemos saciar.

Flecha Green Energy: Tu puerta a los mejores beneficios

Sabemos y entendemos que es necesario incluir de algún modo la cúrcuma en nuestra dieta, especialmente potenciándola con otros suplementos. 

Creamos Green Energy para vincular el efecto de la cúrcuma y más de 30 sustancias activas que actúen sinérgicamente para mejorar nuestro estado de salud. 

Te lo ponemos fácil, rápido y eficaz con tan sólo un par de cápsula al día y estarás potenciando tu cuerpo y otorgándole mucha más salud y energía. 

Échale un vistazo a la composición de nuestro producto.

39.00 

¿Te gustó?. Puntúa nuestro súper post!

**Antes de realizar tu comentario recuerda que  NO se responderán consultas de tipo médico. Lo que se ofrecerá es exclusivamente una orientación a dudas relacionadas con la entrada publicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: VIBE NUTRACEUTICALS, SL . Finalidad: Poder realizar comentarios. Legitimación: consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad