▷ Todo acerca de la Diabetes: Qué es, Síntomas, Tratamiento
diabetes combatir forma natural

Diabetes: Qué es, Síntomas, Tipos, Causas, Cómo Prevenirla y Tratarla naturalmente

Tan sólo 14 min de lectura para tener las cosas más claras

Todos hemos escuchado sobre la diabetes, pero pocos conocen las conexiones que puede tener con otras enfermedades. ¿Qué implica tener diabetes y cuáles son sus consecuencias?

Entre muchas enfermedades de las que podríamos hablar, probablemente es la que más se conoce.

Se encuentra tan extendida en la población que son pocas familias las que no tienen algún paciente diabético. Sin embargo, no ha sido así siempre.

En sus inicios, la diabetes y varios problemas metabólicos asociados entraban dentro del término de “enfermedades de la opulencia”.

Únicamente se manifestaban en miembros de la realeza, condes y poderosos terratenientes.

Desde los inicios de la era industrial, la prevalencia de “enfermedades de la opulencia” comenzó a cambiar, y los males que antes se reservaban a los ricos pasaron a ser padecimiento de todos en general.

Hoy en día consumimos más calorías de las que necesitamos, y nuestra dieta se ha llenado de nutrientes que un plebeyo no se habría podido costear en aquellas épocas.

Ahora los consumimos, pero en proporciones exageradas (1).

En este post podrás notar cómo, aunque la diabetes tiene un fuerte componente genético, en muchos casos lo que acelera o desencadena la enfermedad es nuestra forma de alimentarnos.

También podrás conocer las conexiones que tiene la diabetes con otras enfermedades, y cómo recientemente se han incluido todas ellas en una nueva entidad médica llamada síndrome metabólico.

Flecha Qué es la Diabetes Tipo 2

Conocemos a la diabetes como un problema metabólico que afecta los niveles de glucosa en sangre.(2)

La glucosa es un tipo de carbohidrato. Como existe en forma de monómero simple, también se le llama azúcar.

Sin embargo, esta es más que un nivel alto de azúcar en sangre.

La diferencia entre diabetes e hiperglucemia (niveles altos de glucosa en sangre) es que en la diabetes está afectada la secreción normal de insulina por parte del páncreas y la hiperglucemia es un término muy amplio que puede tener muchas causas.

En la diabetes, el páncreas secreta cada vez menos insulina, y como es ella la encargada de disminuir el nivel de glucosa en sangre, esta se empieza a elevar sin control.

¿Te parece interesante este artículo? ¡Pues tenemos mucho más! ¡Apúntate y recibe nuestras publicaciones!

SUSCRÍBETE

Flecha Síntomas de la enfermedad

La hiperglucemia y la diabetes causan una serie de cambios metabólicos, alteran el volumen de la sangre y el comportamiento del sistema cardiovascular.

Sin embargo, cabe destacar que los pacientes pueden vivir su vida sin tener mayores síntomas si controlan bien su enfermedad.

Los síntomas de la diabetes empiezan a aparecer cuando suben los valores de glucemia por descontrol de la enfermedad.

Es por eso que, desde sus inicios, los pacientes tendrán los siguientes síntomas, y estos volverán cuando suban sus niveles de glucemia:

  • Aumento del volumen urinario: El exceso de glucosa en la sangre es detectado por el riñón y comienza a liberarse por la orina, arrastrando también agua.
  • Signos de deshidratación: Por la pérdida de líquido, las personas con diabetes suelen experimentar mucha sed, y pueden tener signos de deshidratación leve.
  • Hambre y bajos niveles de energía: No hay suficiente insulina y no entra suficiente glucosa a las células, por lo que se mantienen en un estado de baja energía. Tratando de solucionar el problema, el cerebro enviará señales para buscar más comida y el paciente se sentirá cansado y sin energía.
  • Problemas de circulación y cicatrización: Se ve afectado el sistema cardiovascular, por lo que disminuye la circulación a algunas partes del cuerpo, sobre todo las extremidades. Como consecuencia, también se ve afectada la cicatrización de heridas.
  • Disminución de la sensibilidad: También existe algo llamado neuropatía, que es la destrucción progresiva de nervios, y que causa una pérdida de sensibilidad y sensación de hormigueo, generalmente empieza a manifestarse en las extremidades.
  • Problemas visuales: Desde sus inicios, las personas con diabetes pueden experimentar visión borrosa y otras alteraciones reversibles. Con los años y el mal control de la enfermedad, se afectan también los nervios oculares, causando problemas visuales irreversibles.

Flecha Tipos de diabetes

Existe más de un tipo de diabetes. De hecho, existen más de dos.

Las más conocidas son la diabetes mellitus tipo 1 y 2.

También existe la diabetes gestacional, y podríamos también nombrar a otra entidad llamada diabetes insípida, no porque sea un tipo real sino para diferenciarla del resto.

> Diabetes Mellitus tipo 1

Es la que mayor carga genética tiene.

Ocurre por una anomalía de tipo autoinmune que afecta el tejido del páncreas y destruye las células que secretan insulina.

En otras palabras, las defensas del organismo comienzan a atacar al páncreas por equivocación hasta que no quedan células beta, que son las que sintetizan la insulina.

Como no existe traza de insulina en el organismo, este tipo de diabetes necesita insulina desde el principio y generalmente ataca a pacientes adolescentes o adultos jóvenes.

Los síntomas iniciales pueden ser severos hasta que se instaura el tratamiento con insulina.

> Diabetes Mellitus tipo 2

Este tipo tiene también carga genética, pero principalmente se desencadena por los hábitos de salud y nutricionales.

Es más fácil de prevenir y de tratar, ya que en sus fases iniciales no requiere la administración de insulina.

Inicia con síntomas como micción frecuente, signos de deshidratación, hambre, poca energía, y aumento de las infecciones respiratorias, en piel y vaginales.

Posteriormente, y sobre todo en pacientes que no tienen un control de la enfermedad, el páncreas puede dejar de secretar insulina y es posible que se necesite administrarla también.

Sin embargo, difícilmente llegaríamos a ese desenlace si tomamos consciencia desde el principio y hacemos los cambios necesarios.

> Diabetes Mellitus tipo 3

Recientemente se ha encontrado una conexión entre la diabetes y diferentes tipos de demencia, entre ellas el Alzheimer.

Es posible que también escuches sobre la diabetes tipo 3, que no es más que un término, aún en debate, en el que entra en juego el Alzheimer como consecuencia de la hiperinsulinemia y el estrés oxidativo que resultan de la diabetes tipo 2 (3).

> Diabetes gestacional

Es un desorden metabólico que se desencadena durante el embarazo y en ocasiones puede convertirse en una diabetes mellitus tipo 2 después del parto.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, la diabetes gestacional se limita al embarazo y se resuelve cuando el organismo vuelve a su estado habitual.

> Diabetes insípida

No podría considerarse como un tipo de diabetes real ya que no tiene nada que ver con el páncreas ni con la síntesis de insulina.

Se trata de un problema con la hormona antidiurética, la cual generalmente ayuda al riñón a disminuir el volumen de orina.

Los pacientes orinan regularmente, en grandes cantidades, por lo que suele confundirse con los síntomas habituales de la diabetes tipo 2.

Flecha Causas de esta condición

Como puedes darte cuenta, hay diferentes tipos de diabetes, y como es de esperar, cada tipo tiene una serie de causas, consecuencias, e incluso forma de tratamiento.

Sin embargo, en general, es bueno diferenciar dos aspectos de la enfermedad: los niveles bajos de insulina y la resistencia a la insulina.

Ambas son causas de diabetes, pero una de ellas se relaciona más a la diabetes tipo 1 mientras que la otra está más asociada a la diabetes tipo 2.

Por un lado, en la tipo 1, la causa fundamental es un problema autoinmune que hace que las células blancas ataquen al páncreas y lo hagan incapaz de sintetizar insulina.

Por eso, la diabetes tipo 1 se asocia más a una falta de insulina.

Por otro lado, las causas de la tipo 2 se relacionan más a la resistencia a la insulina.

Por varios motivos, generalmente nutricionales, las células disminuyen su sensibilidad a la hormona y no responden a ella.

Como consecuencia, la glucosa permanece en la sangre por mucho más tiempo y el páncreas tiene que trabajar doble para compensar.

Con el tiempo, el páncreas comienza a fallar, sintetizando menos insulina de la que se necesita, y aumentando los niveles de glucosa en la sangre.

La resistencia a la insulina es causa de la diabetes tipo 2, y aunque es posible encontrarla en pacientes con tipo 1, no es la principal causa de la enfermedad.

Sin embargo, hay otros factores que influyen en el desarrollo de la enfermedad, como lo son la genética y el estilo de vida.

Flecha Cómo prevenir la Diabetes: El peso de la genética y el estilo de vida

Hemos nombrado la genética como factor importante en el desarrollo de la diabetes, sobre todo la mellitus tipo 1.

Sin embargo, no es el único riesgo a tomar en cuenta. De hecho, la genética no tiene ningún peso en comparación con el estilo de vida.

Lo que verdaderamente cuenta para prevenir y tratar la diabetes es mantener un estilo de vida saludable.

Esto es una buena alimentación y un hábito de ejercicio establecido y mantenido en el tiempo.

Manteniendo una buena alimentación y una actividad física moderada en muchos casos es suficiente para prevenirla en su totalidad, y en pacientes diabéticos puede mejorar el control de la enfermedad hasta el punto de disminuir considerablemente la dosis de medicamentos hipoglucemiantes.

Los alimentos para diabéticos deben ser bajos en carbohidratos simples, como los que obtenemos en bebidas azucaradas, dulces, bollería industrial, harinas refinadas, entre otros.

Por otra parte, la Asociación Americana de Diabetes incluye las modificaciones del estilo de vida entre las pautas para el manejo de la condición por parte del mismo paciente.

Independiente del tratamiento médico, el paciente puede hacer su parte al dejar el tabaco, seguir una nutrición adecuada, mantener una actividad física constante, y realizar los chequeos de su enfermedad, aunque no presente ninguna complicación aparente (4).

Las modificaciones del estilo de vida, incluidas las pautas nutricionales y el ejercicio físico, no solamente benefician a pacientes con diabetes tipo 2.

La diabetes tipo 1 e incluso la diabetes gestacional pueden mejorar de forma notable o se pueden prevenir si el paciente hace su parte y mantiene buenos hábitos (5).

Flecha Diabetes: Cómo tratar naturalmente

El tratamiento natural de la diabetes incluye, no solamente alimentos y productos de origen natural, sino también los cambios de estilo de vida que hemos mencionado en el apartado anterior.

Para tratar la diabetes de forma natural, lo primero que debemos hacer es alimentarnos de forma equilibrada, evitando los carbohidratos simples, y buscando fuentes ricas en fibra dietética.

También es importante el ejercicio para complementar nuestros esfuerzos y obtener los mejores resultados.

Asimismo, podemos recomendar una serie de alimentos y extractos naturales con gran utilidad para los pacientes con diabetes, como es el caso de los arándanos y la verdolaga, así como nutrientes esenciales como la biotina y el ácido alfa-lipoico.

Describiremos brevemente algunos de los más importantes:

  • Verdolaga: Es una planta propia de la medicina natural en la India, y se utiliza para una gran variedad de propósitos medicinales, entre ellos el tratamiento natural de la diabetes. Se utiliza en la tipo 2 para mejorar el control glucémico, y además tiene efectos sobre los lípidos de la sangre, por lo que reduce el riesgo cardiovascular.
  • Arándano: Es una de las bayas con mayor potencial antioxidante, y contiene varios nutrientes esenciales para los pacientes con esta enfermedad. Mejoran la resistencia a la insulina y reducen la inflamación y el estrés oxidativo.
  • Picolinato de cromo: Es uno de los nutrientes esenciales para el buen funcionamiento de las enzimas hepáticas y pancreáticas. En pocas palabras, mejora la actividad del hígado, el páncreas, e incluso los riñones de los pacientes.
  • Biotina: Otro nutriente esencial para la función del páncreas. Asegurar buenos niveles de biotina en el organismo nos permitirá una mejor secreción de insulina, mayor sensibilidad a la hormona, y mejores resultados en nuestra terapia médica.
  • Ácido Alfa-Lipoico: Es un complemento sin igual, que actúa fortaleciendo el sistema antioxidante natural del organismo, luchando contra el estrés oxidativo, y aumentando la sensibilidad a la insulina en el proceso.

Hemos mencionado además la dieta como parte de la prevención, y es de hecho la parte más importante de la terapéutica.

Sin embargo, los alimentos para diabéticos no tienen porqué ser insípidos y poco vistosos.

Hay muchas formas de elaborar y diseñar recetas que combinen de forma ingeniosa los miles de sabores y combinaciones que tenemos disponibles en la naturaleza.

De forma que, si te han dicho que los alimentos para diabéticos quitan las ganas de comer, es porque no tienen creatividad para elaborarlos.

Flecha Enfermedades asociadas a la diabetes mellitus

Lo que asusta a los pacientes cuando reciben el diagnóstico no es la enfermedad como tal sino las complicaciones que puedan presentar.(6)

Entre ellas tenemos:

  • Complicaciones cardiovasculares, incluyendo infarto al miocardio y accidente cerebrovascular.
  • Problemas circulatorios, especialmente en las extremidades inferiores, lo que puede desembocar en un pie diabético.
  • Problemas inmunes que condicionan a una mayor susceptibilidad a las infecciones.
  • Nefropatía diabética, que puede afectar el riñón hasta llegar a una insuficiencia renal.
  • Retinopatía diabética, que puede causar diversos problemas visuales, hasta pérdida total de la visión.
  • Otros problemas de salud, incluyendo disfunción eréctil, problemas en la piel y desórdenes en el metabolismo de los huesos.

Como hemos mencionado previamente, mantener un estilo de vida saludable es lo que dictará tu riesgo de padecer estas complicaciones.

Si llevas a cabo una buena dieta y te mantienes activo, tendrás mejores resultados y lograrás un mejor control de esta.

Sin embargo, hay algunas enfermedades asociadas que aparecen de forma habitual, y que están íntimamente relacionadas con la enfermedad.

Hemos comentado la diferencia entre la tipo 1 y la tipo 2 y cómo la segunda se asocia también a un problema de sensibilidad a la insulina.

A este fenómeno se le llama también “resistencia a la insulina” y es parte de una entidad clínica llamada síndrome metabólico.

El síndrome metabólico es la asociación de la resistencia a la insulina con obesidad, aumento de lípidos en sangre e hipertensión arterial.

Cada uno de estos problemas de salud son muy comunes en la diabetes, por lo que la mayoría de los pacientes con diabetes tipo 2 también tienen síndrome metabólico.

De hecho, se considera un factor de riesgo para desarrollar diabetes tipo 2 (7).

Los pacientes generalmente también sufren de hipertensión, pueden padecer de obesidad y lípidos alterados en la sangre, y de esta forma cumplen con todos los criterios del síndrome metabólico.

Si has recibido recientemente el diagnóstico de diabetes mellitus, es probable que también padezcas de síndrome metabólico.

Flecha Tratarla combatiendo el Síndrome Metabólico

El daño al páncreas no se puede revertir, por lo que la diabetes no se cura. Sin embargo, varias de las entidades del síndrome metabólico pueden mejorar con un par de ajustes dietéticos.

En otras palabras, atacando al síndrome metabólico como la raíz y la base de la diabetes, “echarás abajo” toda la estructura de tu enfermedad.

¡Aprovecha eso a tu favor!

El momento es ahora si quieres evitar las consecuencias de la diabetes. No mañana ni después del primer infarto al miocardio.

Con un tratamiento oportuno del síndrome metabólico podrás disminuir considerablemente tu riesgo cardiovascular y mejorar el pronóstico de la enfermedad.

Es difícil recibir un diagnóstico como el de la diabetes mellitus. Pero no te des por vencido. Hay mucho por hacer, mucho que cambiar, y el día para comenzar es hoy.

La diabetes es un enemigo temible, pero hay otro más vulnerable: el síndrome metabólico.

Y en Vibefarma te decimos exactamente qué pasos debes tomar para vencerlo. Si quieres enterarte, visita nuestro post: “Cómo combatir el Síndrome Metabólico de forma natural”.

Si te gustó el post valoralo de 0 a 5 estrellas. Una buena puntuación nos permitirá lograr una posición preferente en los buscadores y llegar a mucha más personas.

Gracias de antemano.

[kkstarratings]
**Antes de realizar tu comentario recuerda que  NO se responderán consultas de tipo médico. Lo que se ofrecerá es exclusivamente una orientación a dudas relacionadas con la entrada publicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: VIBE NUTRACEUTICALS, SL . Finalidad: Poder realizar comentarios. Legitimación: consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad