▷ Colitis Ulcerosa: Qué es, Causas, Síntomas, Tratamiento...
colitis ulcerosa

Colitis Ulcerosa: Qué es, síntomas, causas, cómo prevenirla y tratamiento natural

Tan sólo 28 min de lectura para tener las cosas más claras

La colitis y la colitis ulcerosa son enfermedades distintas, una de ellas fácilmente manejable, la otra con síntomas severos y potenciales consecuencias. ¿Qué es y cómo podemos tratarla y prevenirla de forma natural?

Las enfermedades gastrointestinales están entre las más comunes y molestas que pudiéramos experimentar.

En ocasiones, un cólico abdominal puede incluso compararse con el dolor de una caries dental. No solamente causa molestia, sino que activa zonas de nuestro cerebro que están íntimamente ligadas con nuestras emociones.

Si alguna vez has experimentado mal humor o una sensación de desesperación ante un cólico abdominal, esto ocurre debido a las conexiones tan estrechas entre nuestro sistema digestivo y el cerebro.

Ahora bien, la mayoría de estas enfermedades gastrointestinales son transitorias, regularmente el resultado de una mala elección de alimento, la constipación, entre otras.

Pero existen enfermedades gastrointestinales que pueden perseguir a los pacientes por décadas, incluso el resto de sus vidas si no hay un buen cuidado.

Este es el caso de las enfermedades inflamatorias intestinales, una de las cuales es la colitis ulcerosa.

Flecha Qué es la Colitis Ulcerosa

La colitis se puede definir sencillamente como la inflamación del intestino grueso, y es una enfermedad causada por varios patógenos, generalmente infecciosos.

Sin embargo, esta es un tipo de inflamación del intestino grueso sostenida en el tiempo y con síntomas recurrentes, de causa desconocida, pero con un fuerte componente genético.

Como hemos mencionado, esta condición entra dentro del espectro clínico de las enfermedades inflamatorias intestinales.

En pocas palabras, éste tipo de enfermedades se caracteriza por un estado inflamatorio continuo en la mucosa del tracto gastrointestinal en general o del colon.

A la larga, la inflamación sostenida en el tracto digestivo termina causando ulceraciones, e incluso predispone al paciente a complicaciones serias, como la perforación intestinal.

De las dos enfermedades inflamatorias intestinales, la enfermedad de Crohn puede afectar cualquier parte del tracto gastrointestinal, pero la colitis ulcerosa está limitada a las paredes del colon, también conocido como intestino grueso.

En la mayoría de los casos, esta inicia su curso en adultos jóvenes predominantemente en países desarrollados, y se mantiene de por vida.

Una de las características más resaltantes es la diarrea con sangre, pero en general se parece mucho a la enfermedad de Crohn, también con períodos de remisión y reactivación de los síntomas (1).

En la mayoría de los casos, la enfermedad comienza en el recto y luego se extiende hacia el colon.

Al final, puede llegar a abarcar el colon en su totalidad, con una inflamación sostenida en la mucosa y síntomas cada vez más severos.

Con la inflamación comienzan a aparecer úlceras superficiales, y al microscopio se ve tejido granular, criptas y abscesos, pero ninguna fístula como ocurre en la enfermedad de Crohn (2).

Aunque se desconocen las razones por las que aparece, la colitis ulcerativa tiene un componente genético, y también juegan un papel importante factores ambientales y una alteración en el balance de la flora intestinal, como veremos más adelante.

¿Te parece interesante este artículo? ¡Pues tenemos mucho más! ¡Apúntate y recibe nuestras publicaciones!

SUSCRÍBETE

Flecha Síntomas de la Colitis Ulcerosa

Como veremos a continuación, reúne los síntomas más característicos de las enfermedades gastrointestinales junto con otros menos comunes.

Para diagnosticarla, los médicos no solamente se basan en síntomas, sino que también deben acudir a la endoscopia con toma de muestras para su examen microscópico.

Tiene períodos sintomáticos seguidos de períodos de remisión en los cuales los pacientes pueden no tener ningún síntoma.

Sin embargo, tarde o temprano se reactiva la enfermedad inflamatoria y aparecen de nuevo los problemas gastrointestinales.

Algunos pacientes disminuyen sus síntomas, pero siguen teniéndolos sin lograr una remisión completa de la enfermedad.

Pero, ¿cuáles son los síntomas?

El síntoma más común de la colitis ulcerosa es la diarrea, la cual generalmente se asocia con sangre.

Como la enfermedad se concentra en el área del recto, los pacientes generalmente sienten urgencia para evacuar, incontinencia, y tenesmo, un síntoma especialmente incómodo que hace pensar al paciente que aún quedan heces por expulsar.

Al inicio de la enfermedad, los síntomas son progresivos y en pocas semanas pueden pasar a ser severos, con hasta 10 evacuaciones diarias por día, dolor abdominal intenso, sangrado, deshidratación, sensación de cansancio, pérdida de peso significativa, así como otros síntomas asociados a la pérdida masiva de líquidos y nutrientes.

Cuando el período sintomático es muy largo o severo, o cuando la diarrea es muy intensa, los pacientes pueden entrar en un estado de desnutrición.

En tal caso, serán comunes las deficiencias de nutrientes específicos, la pérdida de grasa y masa muscular, y la retención de líquidos por deficiencia de proteínas.

En muchos casos, los pacientes también desarrollan un cierto grado de anemia.

Esto resulta de la constante pérdida de sangre, la deficiencia de hierro (mineral importante para transportar oxígeno), e incluso una entidad llamada anemia hemolítica autoinmune, que causa anemia de difícil control en la colitis ulcerosa.

Es común también la hipotensión, la taquicardia, las palpitaciones y la dificultad para respirar, sobre todo en casos severos de anemia.

De igual forma, como se considera una enfermedad inflamatoria, es común la aparición de fiebre elevada, lo cual no es necesariamente indicativo de infección y continuamente conduce a equivocaciones en el diagnóstico.

Además de estos síntomas, que pueden variar de leves a severos, la colitis ulcerativa también puede tener una serie de complicaciones: el megacolon tóxico, la colitis fulminante, y la perforación intestinal.

Presentar 10 evacuaciones al día es un signo de alerta que puede desembocar en una colitis fulminante, y posteriormente en un megacolon tóxico cuando la inflamación es tal que interfiere con el movimiento del colon y lo ensancha exageradamente.

Para medir la severidad de los síntomas se utiliza la clasificación de Montreal, la que toma en cuenta la cantidad de evacuaciones, signos inflamatorios y valores anormales de laboratorio que más adelante consideraremos al hablar sobre los biomarcadores más importantes para controlarla (3).

A largo plazo, y sobre todo en pacientes que no han llevado un tratamiento y seguimiento apropiado, la colitis ulcerosa puede causar complicaciones crónicas como la estenosis de porciones del intestino y el cáncer de colon.

Flecha Causas por las que se produce

Las causas de esta enfermedad son similares a las de la enfermedad de Crohn. Por ejemplo, ambas enfermedades tienen un fuerte componente genético.

Se han detectado una serie de genes que posiblemente causan colitis ulcerosa, y algunos de ellos también se encuentran en pacientes con enfermedad de Crohn (4).

Aunque no se tienen claros todos los mecanismos aún, se sabe que puede deberse a una alteración en la flora intestinal, así como una respuesta inmune anormal.

Se pierde la función de la barrera epitelial del colon, por lo que la flora intestinal o sus proteínas comienzan a invadir y desencadenar una respuesta inmune (5).

Como resultado, se activan las células inmunes y comienzan a atacar a la flora intestinal normal, y mientras continúa la respuesta inmune se va haciendo más severa la inflamación.

Es por eso que al microscopio se ven gran cantidad de células del sistema inmune en la mucosa del colon, y mientras más células hay, mayor será la cascada inflamatoria a manera de ciclo vicioso.

Flecha Cómo prevenirla (basado en ciencia)

Cuando hablamos de prevención en enfermedades como la colitis ulcerosa, tenemos que distinguir bien el objetivo.

Puede referirse a prevenir la enfermedad como tal, prevenir un nuevo recrudecimiento de los síntomas en pacientes con la enfermedad, o prevenir las complicaciones de la misma.

En esta sección hablaremos de cómo prevenir la enfermedad en pacientes que aún no la padecen y tienen predisposición genética.

Como hemos mencionado, la colitis ulcerativa es una enfermedad con un fuerte componente genético.

Sin embargo, en la activación de la enfermedad influyen también factores ambientales que podemos modificar.

Sin embargo, a diferencia de la enfermedad de Crohn, los estudios preventivos sobre la colitis ulcerativa suelen ser contradictorios.

Algunos muestran que utilizar aspirina aumenta el riesgo de padecer la enfermedad mientras que otros lo niegan.

Lo mismo ocurre con los anticonceptivos orales.

También se ha demostrado que la mayoría de los elementos que protegen a las personas de padecer enfermedad de Crohn no funcionan para prevenir la colitis ulcerativa.

Por ejemplo, una dieta baja en fibra, el cigarrillo, y el uso indiscriminado de antibióticos son factores que podemos cambiar para evitar la enfermedad de Crohn, pero no tienen ningún efecto significativo en disminuir el riesgo de colitis ulcerativa (6).

Sin embargo, hay dos componentes que siguen siendo útiles para prevenir ambas enfermedades, y todos los estudios sobre enfermedades inflamatorias intestinales hablan de ellos: El omega 3 (7) y la vitamina D (8).

Se ha demostrado que una dieta rica en ácidos grasos omega 3 y disminuir al mínimo las grasas saturadas y las grasas trans disminuyen el riesgo de colitis ulcerosa en pacientes con predisposición genética.

De igual forma, el consumo de vitamina D tiene un valor preventivo y terapéutico importante.

Flecha Tratamiento natural de la colitis ulcerosa

El tratamiento es igual de complejo que el de la enfermedad de Crohn.

En algunos casos, bastará con tratamiento tópico mediante supositorios, pero cuando la inflamación se encuentra esparcida por otras áreas del colon se pueden utilizar otros tratamientos sistémicos.

Cuentan entre el tratamiento tradicional los supositorios de mesalamina (o mesalazina), esteroides tópicos e endovenosos cuando los síntomas son graves.

También se utilizan diferentes fluidos y soporte nutricional en pacientes que ingresan a emergencia con ciertas complicaciones (9).

Hay que destacar que esta está entre las enfermedades gastrointestinales más complejas, y no se recomienda modificar ni dejar el tratamiento sin consultar primero a tu médico.

Sin embargo, la medicina natural para la colitis puede servir como tratamiento adjunto, mejorando los síntomas y retrasando el progreso de la enfermedad.

En la colitis ulcerosa, el tratamiento natural consiste en algunos cambios del estilo de vida, adoptar el uso de ciertos medicamentos naturales, y adoptar ciertas pautas nutricionales, especialmente teniendo en cuenta los alimentos que debemos consumir y aquellos que conviene evitar.

Por eso, dedicaremos dos secciones a detallar, en primer lugar, la alimentación que debemos seguir y el tratamiento nutricional apropiado para la colitis ulcerosa, y en segundo lugar los nutracéuticos y la suplementación con mayor base científica, y la cual puede ser de gran ayuda para combatir las deficiencias del estado nutricional y los síntomas de la enfermedad como tal.

Flecha Dieta: Alimentos para la colitis

El tratamiento nutricional es uno de los aspectos más importantes de la terapia ya que puede prevenir brotes de la enfermedad y ayudar a controlar los síntomas de la misma.

Además, tenemos que tener en cuenta que los pacientes con colitis ulcerosa tienen una alta susceptibilidad a las deficiencias nutricionales, por lo cual la dieta debe tener en cuenta esos factores.

Al mejorar el estado nutricional, se logrará tener un mejor control sobre la inmunidad, los medicamentos harán efecto más rápidamente, e incluso la cicatrización de las úlceras se verá acelerada.

De igual manera, se ha determinado que una buena dieta previene muchas de las complicaciones a largo plazo de esta enfermedad (10).

En la colitis ulcerosa debemos hacer una distinción entre la dieta que se debe seguir durante el brote de la enfermedad y la que deben mantener los pacientes en períodos de remisión.

En los brotes sintomáticos, dado que la colitis ulcerativa se asocia a diarrea y déficit nutricionales, la dieta debe ser de rápida digestión y eliminar la fibra insoluble que se encuentra en los cereales integrales.

De igual forma, para reducir al mínimo el dolor abdominal se deben evitar las legumbres, las coles, y otros alimentos que pueden causar flatulencia.

Durante los períodos sintomáticos, hay que limitar las grasas saturadas y las grasas trans, lo cual incluye muchos alimentos procesados, alimentos fritos, entre otros.

La lactosa, el gluten, y los alimentos que puedan causar intolerancia alimentaria o alguna reacción inflamatoria se deben controlar, aunque dependerá mucho del paciente.

Por otro lado, se recomienda una dieta rica en proteínas para compensar las pérdidas causadas por la diarrea. Estas serán muy necesarias para acelerar la cicatrización en la mucosa gastrointestinal.

Durante este tiempo, la hidratación es fundamental, así como mantenerse atento al balance de electrolitos.

Para ello se recomienda tomar sopas e infusiones así como sueros de hidratación oral de acuerdo a la cantidad de evacuaciones.

Por otro lado, en la fase de remisión, cuando el paciente no tiene ningún síntoma aparente, también es conveniente llevar a cabo una dieta.

Aunque se pueden volver a incluir muchos alimentos que estaban prohibidos durante el brote, hay que evitar las intolerancias alimentarias y evitar alimentos que desencadenen síntomas.

En este caso, podemos aprovecharnos de muchas frutas con propiedades antioxidantes por su capacidad para regular los procesos inflamatorios del organismo.

También conviene disminuir el consumo de alcohol, alimentos con mucha sal o condimentos, y grasas de baja calidad (11).

Alimentos permitidos

> Yogurt: Es una buena fuente de calcio y probióticos, además que disminuye su contenido en lactosa, por lo cual se suele tolerar muy bien.

> Huevos: Una de las fuentes más completas de proteínas. Se prefiere la clara de huevo, especialmente durante el período sintomático de la enfermedad.

> Pescado blanco: Además de ser una buena fuente de proteínas, aporta ácidos grasos omega 3.

> Pan blanco y arroz: A diferencia de los cereales integrales, tienen menor cantidad de fibra insoluble, con lo cual ayuda a controlar la diarrea.

> Zanahoria, calabaza: Aportan vitamina A y una serie de minerales necesarios para los pacientes con colitis ulcerosa sin causar flatulencia.

> Aceite de oliva: Fuente de ácidos grasos omega 9.

> Caldos e infusiones: Especialmente para los períodos sintomáticos para recuperar fluidos y electrolitos

Alimentos no permitidos

> Yogurt con frutos secos: Tan solo al incluir frutos secos en el yogurt pasa de ser un alimento aconsejado a uno no permitido debido al contenido de fibra que poseen.

> Pollo con piel, carnes grasas: Contienen grasas saturadas que pueden precipitar los síntomas de la enfermedad y empeorar su pronóstico.

> Cereales integrales: Por su alto contenido en fibra insoluble, es una mala elección en períodos sintomáticos.

> Margarina y alimentos fritos: Contienen una gran cantidad de grasas saturadas, e incluso grasas trans, las cuales aceleran el progreso de la enfermedad.

> Chocolate: Puede desencadenar un episodio de colitis ya que la mayoría reúne grasas, azúcar y cafeína.

> Gluten y otros alérgenos: Se debe cuidar a los pacientes en sus respectivas intolerancias alimentarias. Muchos pacientes son alérgicos al gluten o intolerantes a la lactosa, y su dieta se debe ajustar a sus condiciones individuales.

Pautas Nutricionales

La colitis ulcerosa, al igual que la enfermedad de Crohn, tienen pautas nutricionales muy específicas que deben ser adaptadas a cada paciente con sus intolerancias alimentarias.

Sin embargo, la mayoría de los pacientes se han beneficiado de la dieta antiinflamatoria, la cual reúne diferentes tipos de nutrientes con capacidad antioxidante y antiinflamatoria y evita todo tipo de alérgenos y sustancias que puedan potenciar una respuesta inmune en la mucosa gastrointestinal.

Sin embargo, la dieta antiinflamatoria se debe adaptar a las necesidades del paciente, eliminando las fibras insolubles, los cereales integrales, frutos secos, y otros alimentos que no se deben consumir durante períodos sintomáticos.

Sea cual sea la pauta dietética que elijas seguir, siempre hazlo con la asesoría de tu médico. De esta forma estarás seguro de cubrir todas tus necesidades nutricionales y al mismo tiempo evitar los alimentos que puedan desencadenar un brote de colitis ulcerosa.

FlechaSuplementación Recomendada

Dado que esta condición está asociada a una serie de problemas de absorción y deficiencias nutricionales, hay ciertos estándares de suplementación que se siguen durante los períodos sintomáticos.

Todo dependerá de su perfil nutricional, la intensidad de los síntomas, y el tratamiento médico.

Los nutrientes más comunes que se prescriben en un paciente con colitis ulcerativa son los siguientes:

> Vitamina B12 y ácido fólico

La mayoría de los pacientes con colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn sufren de una deficiencia de vitamina B12 y ácido fólico. Esta deficiencia es mucho más común en pacientes con brotes sintomáticos (12).

> Vitamina D

Distintos estudios muestran una disminución en los niveles de vitamina D en pacientes con colitis ulcerosa. De hecho, la suplementación con vitamina D se considera parte de la estrategia preventiva en pacientes con predisposición genética y para evitar brotes sintomáticos de la enfermedad.

Los pacientes que están recibiendo tratamiento con tiopurinas son especialmente susceptibles a una disminución de vitamina D, por lo cual se recomienda su suplementación (8).

> Calcio

En la colitis ulcerosa aumenta considerablemente el riesgo de padecer osteoporosis u osteopenia. Esta disminución en la densidad ósea se puede corregir al suplementar con calcio y vitamina D (13).

> Hierro

En muchos casos, la colitis ulcerativa cursa con anemia ferropénica, es decir que responde a una deficiencia de hierro. Es por ello que se utilizan suplementos de hierro para corregir este problema y promover un aumento de hemoglobina.

En algunos casos, la anemia es tan severa que es necesaria la terapia intramuscular o intravenosa, especialmente cuando los pacientes no toleran el suplemento por vía oral.  

> Vitamina K

La deficiencia de vitamina K retarda la coagulación, con lo cual afecta la recuperación de los pacientes en su período sintomático y la cicatrización de úlceras en la mucosa gastrointestinal.

En muchos casos puede haber una deficiencia de vitamina K, especialmente cuando la colitis ulcerosa comienza en la infancia, ya que se relaciona con una progresión más acelerada de la enfermedad y síntomas más agresivos (14).

> Omega 3

 Los ácidos grasos omega 3 son de gran importancia en la prevención de esta enfermedad y en el control de sus síntomas. Este tipo de grasas ayuda al cuerpo a sintetizar sustancias menos inflamatorias, con lo que ayuda a modular el proceso inflamatorio sistémico y mejora el pronóstico de la enfermedad (7).

De igual forma, también existen una serie de extractos y sustancias de origen natural que, al no ser de fácil acceso o consumo, generalmente se utilizan a manera de suplementos dietéticos.

Aunque varios de ellos anuncian mejorar los síntomas de esta condicipon, tan solo unos pocos tienen suficiente validez científica.

Entre ellos tenemos:

> Curcumina

Es un fitonutriente presente en la cúrcuma, familia del jengibre y un ingrediente muy utilizado en el curry. Durante muchos años se probó su eficacia para mejorar los síntomas de modelos de colitis ulcerosa en animales.

Posteriormente, comenzó a probarse en humanos demostrando su actividad para contrarrestar los síntomas de la colitis ulcerosa.

En un estudio doble ciego realizado en varios centros médicos en Japón, se administró 1 gramo de curcumina después del desayuno y después de la cena aunado al tratamiento médico por seis meses.

De 43 pacientes que cumplieron el protocolo durante el período de remisión de la enfermedad, solamente 2 de ellos tuvieron recaídas en los síntomas durante seis meses.

Los autores concluyeron que la curcumina es una excelente opción para terapia adjunta, un medicamento natural seguro y sin efectos adversos importantes que puede ayudar a evitar brotes sintomáticos en pacientes que están en remisión de la enfermedad (15).

> Cardo mariano

 La silimarina o extracto de cardo mariano contiene flavonoides y componentes protectores hepáticos que, aunque no se conoce exactamente su mecanismo de acción, ha probado ser efectivo en el tratamiento natural de muchas afecciones, entre ellas la colitis ulcerosa.

Se ha probado su acción tanto en animales como en humanos, y una de esas pruebas clínicas fue realizada en pacientes con colitis ulcerativa en fase de remisión. Se les administró una tableta diaria de 140 mg por 6 meses y se evaluó la susceptibilidad a un nuevo brote de la enfermedad.

Solamente 3 de los 38 pacientes en estudio tuvieron un nuevo brote sintomático en los siguientes 6 meses, por lo que se concluye que el cardo mariano es un suplemento natural eficiente y seguro para ser utilizado idealmente en pacientes para mantener el período de remisión de la enfermedad por un período más prolongado (16).

> Resveratrol

Se ha hablado mucho de los potenciales beneficios que tiene el resveratrol, uno de los componentes de la uva y el vino, por lo cual en muchas enfermedades se acepta el vino como única opción de alcohol saludable.

En el caso de la colitis ulcerativa, también hay estudios sobre la capacidad antiinflamatoria del resveratrol sobre la mucosa del colon.

Uno de los estudios reveló que la suplementación con 500 mg de resveratrol por 6 semanas mejoró considerablemente la calidad de vida de los pacientes y disminuyó los niveles de citocinas inflamatorias en el plasma así como el índice de actividad de la enfermedad. Por eso, también se recomienda el resveratrol para combatir la inflamación asociada a la colitis ulcerosa (17).

Otros extractos y sustancias que están actualmente en investigación y cuentan con evidencia científica a su favor son:

> Granada

Es uno de los extractos con mayor actividad antioxidante, pero también tiene un papel importante sobre la inflamación en el tracto gastrointestinal. Sus compuestos activos actúan a nivel gástrico así como en el colon y previenen brotes inflamatorios con potencial para reducir la incidencia de úlceras en el tracto digestivo.

El principal elemento del extracto de granada responsable de este efecto es el ácido elágico, y se ha demostrado que diferentes formulaciones de granada se pueden utilizar como antioxidantes y antiinflamatorios de la mucosa intestinal, incluyendo las semillas, el jugo, y la cáscara (18).

> Quercetina

Es un flavonoide presente en una gran variedad de plantas y un potente antioxidante capaz de modular el sistema inmune de pacientes con enfermedades inflamatorias intestinales.

Aunque los estudios de la quercetina sobre modelos de colitis ulcerosa está en etapas iniciales, desde ya ha demostrado gran efectividad en mejorar los síntomas e incluso los cambios microscópicos en la mucosa gastrointestinal (19).

Por último, también vale destacar el papel de los probióticos en el control de la colitis.

Un reciente artículo de revisión bibliográfica publicada en la revista Journal of Clinical Gastroenterology muestra una gran cantidad de estudios clínicos que sugieren el uso de probióticos como estrategia para mantener una buena composición de flora intestinal, reducir la diarrea en períodos sintomáticos y mantener la fase de remisión por mayor tiempo.

En este sentido, también se consideran los probióticos como un suplemento recomendable en el tratamiento de la colitis ulcerativa (20)

Flecha Cómo controlarla (biomarcardores)

Al igual que muchas otras enfermedades, esta requiere un monitoreo continuo, no solamente de los síntomas, sino también de algunos valores de laboratorio.

Mientras pasan los años, se acumula más evidencia para utilizar mejor los exámenes de laboratorio y pedir los más relevantes para el control de la enfermedad.

Además de biomarcadores propios de la enfermedad, muchas veces será necesario monitorear el estado nutricional del paciente, en especial durante los períodos sintomáticos.

Aunque muchos de estos marcadores son utilizados en períodos muy específicos de la enfermedad y algunos son costosos, también hay otros que pueden servir de mucho a la hora de llevar nuestro propio seguimiento de la enfermedad y podemos realizarlos con cierta regularidad.

Son los siguientes:

>Hemograma completo: En vista de la propensidad de los pacientes con colitis ulcerosa a padecer de diferentes tipos de anemia, se hace necesaria la realización de hemogramas completos con cierto intervalo de regularidad para prevenir esta complicación tan común.

En el hemograma completo podremos observar los niveles de hemoglobina, los cuales deben ser mayores o iguales a 13.8 g/dL en hombres y 12.1 g/dL en mujeres. Valores más bajos nos deberían alertar para buscar la opinión de un profesional.

El resto de los valores del hemograma ayudarán a diagnosticar la causa de la anemia y podrá dar pista de cómo solucionarla.

De igual forma, el hemograma completo da un vistazo sobre la inmunidad celular y tumoral, con lo cual podremos conocer el grado de activación del sistema inmune, así como detectar infecciones.

> Proteína C reactiva: Es uno de los marcadores más confiables en la colitis ulcerativa, y se ha determinado que puede ayudar a predecir el curso de la enfermedad. La proteína C reactiva es parte de las reacciones químicas asociadas a la inflamación, por lo cual es un marcador muy inespecífico y lo único que nos revela es que existe un estado inflamatorio en el organismo, aunque no revela dónde.

Se consideran valores normales hasta 0,3 mg/dL, pero en pacientes con colitis ulcerosa es común tener niveles más altos dependiendo de la activación de la enfermedad.

Sin embargo, se considera que, incluso en brotes sintomáticos, el aumento de estos valores por encima de los 5 mg/dL debe ser evaluado por un médico.

En ocasiones, se pueden predecir los brotes sintomáticos y las complicaciones de la colitis ulcerosa con niveles altos de proteína c reactiva, por lo que se considera un marcador muy útil en el control de la enfermedad (21)

> Velocidad de sedimentación globular: La velocidad de sedimentación globular se refiere al tiempo que tarda la sangre en sedimentar sus componentes celulares en un tubo de ensayo. Es una forma indirecta de medir la inflamación sistémica, y ha demostrado ser útil y predictiva.

Se han hecho distintos estudios para determinar si la velocidad de sedimentación globular es superior a la proteína c reactiva o viceversa. Los resultados indican que se debe utilizar uno de estos dos valores, ambos son predictivos y muy útiles para controlar la enfermedad, pero no hay razón para pedir medición de los dos de manera rutinaria (22).

El valor normal de la velocidad de sedimentación globular es de 15mm/h o menos en hombres y 20mm/h o menos en mujeres

> Test Omega 3: Otra forma de medir de forma eficaz el estado inflamatorio del organismo es a través del test omega 3, el cual mide la relación nutricional entre omega 3 y omega 6, así como el ratio AA/EPA, una herramienta esencial para conocer el estado inflamatorio del organismo.

Es por eso que ofrecemos una manera práctica y sencilla de medir tus niveles de ácidos grasos omega 3 a través de un test no invasivo y fácil de realizar, con el cuál podrás determinar con certeza si te encuentras en estado pro-inflamatorio por falta de este vital nutriente.

Flecha Protocolo vibefarma para combatirla

La colitis ulcerativa es una de las enfermedades gastrointestinales más complejas que existen, y actualmente no se conoce con exactitud sus causas ni su tratamiento definitivo.

No se sabe cómo curar la colitis ulcerosa y eliminar por completo la enfermedad, pero podemos mantener las fases de remisión por períodos más largos y tratar los períodos sintomáticos con un buen monitoreo y una buena terapia dietética.

En todo el tratamiento y chequeo médico, los suplementos cumplen una tarea importante en solucionar problemas nutricionales, pero hay también suficiente evidencia científica para utilizarlos como parte de la terapia.

Es por eso que hemos elaborado el siguiente protocolo que consta de 3 suplementos nutricionales con los cuales podremos complementar el tratamiento médico y de esa manera reducir los síntomas durante los brotes y alargar el período de remisión.

El protocolo consta de dos suplementos base que deberán mantenerse durante el transcurso de la enfermedad y un tercer producto que dependerá de la fase de la enfermedad

Suplementos base

Como suplementos base utilizamos el omega 3 para el control antiinflamatorio de la enfermedad y los probióticos para restablecer la flora intestinal y alargar los períodos de remisión.

Por ello, recomendamos los siguientes productos:

> Omega 3 IFOS Pro: Contiene los tipos de ácidos grasos omega 3 más importantes del mercado, EPA y DHA, en concentraciones de 400 mg y 200 mg respectivamente.

Estos ácidos grasos son los de mayor utilidad, ya que ayudarán al organismo a sintetizar citoquinas con menos actividad inflamatoria, modulando la inflamación sistémica sin causar inmunosupresión.

Se recomienda iniciar con una dosis de 2 cápsulas en el almuerzo y 2 en la cena durante 3 semanas, y luego reducir a 2 cápsulas diarias con los alimentos.

> Probiotic Plus: A diferencia de muchos otros probióticos, Probiotic plus no solamente contiene cepas de bacterias saludables sino también inulina y fibra de maíz, las cuales son prebióticos (fibra soluble que nuestro organismo no digiere y está destinada a alimentar nuestra flora intestinal normal).

Se recomienda tomar a dosis de una vez al día con los alimentos, y su uso en períodos sintomáticos debe ser evaluado por tu médico tratante, ya que contiene leche y fibra de maíz.

Tratamiento en Remisión

Green Energy Multivit es uno de los nutracéuticos más completos para mantener la fase de remisión en la colitis ulcerosa.

Contiene la mayoría de las sustancias naturales con mayores pruebas científicas para evitar brotes sintomáticos y además cuenta con vitaminas y minerales para mantener un estado nutricional óptimo.

Entre los componentes destacados de Green Energy Multivit, tenemos la curcumina y el extracto de cardo mariano y la quercetina, compuestos y extractos científicamente probados en modelos animales y en humanos.

Además, es una forma ideal de obtener vitamina A, B12, D, ácido fólico, calcio, y muchos otros nutrientes necesarios para pacientes con dicha condición.

Se recomienda tomar 2 cápsulas todos los días, de preferencia con el desayuno.

Tratamiento Sintomático

El tratamiento sintomático de la colitis ulcerosa es mucho más agresivo, aumentan los requerimientos de nutrientes y la necesidad de protección contra la inflamación y los radicales libres.

Es por eso que recomendamos el uso de Pomegranate Liquid Multivit, una combinación de extractos naturales con potente actividad antioxidante, entre los cuales está el fruto de la granada y el resveratrol del extracto de uva.

Estos componentes han probado ser eficaces en controlar la inflamación intestinal, revertir el proceso de ulceración en la mucosa gastrointestinal y evitar perforaciones.

De igual forma, Pomegranate Liquid Multivit acelera la cicatrización al incluir vitamina K junto a las vitaminas y minerales que ya se encuentran en el Green Energy Multivit.

Se recomienda utilizar a dosis de 2 cucharadas o 30 ml diarios, preferiblemente tomados a horas de la mañana.

Posología

Semana 1Semana 2Semana 3 Semana 4
Omega 3 IFOS Pro0-2-20-2-20-2-20-1-1
Probiotic Plus0-1-00-1-00-1-00-1-0
Green Energy Multivit (Trat. Remisión)2-0-02-0-02-0-02-0-0
Pomegranate Liquid Multivit (Trat. Sintomático)1-0-01-0-01-0-01-0-0

Flecha Comentarios finales

La colitis ulcerosa, al igual que la diabetes o la artritis, es una enfermedad de difícil manejo al inicio.

Con el tiempo comenzarás a conocer tu propio organismo y lograrás un mejor control de la enfermedad con la terapia médica y la suplementación adecuada.

Al seguir el protocolo vibefarma junto a las recomendaciones de tu médico, lograrás corregir problemas nutricionales y ralentizar el progreso de la enfermedad.

Sin embargo, asegúrate de informar a tu médico sobre el uso de suplementos, incluidos los de nuestro protocolo, para evitar prescripciones adicionales de complejos vitamínicos y para que se tome en cuenta al elaborar tu plan de tratamiento.

Bien, pues hasta aquí el post sobre la Colitis Ulcerosa, Realizado este repaso tan completo, estoy seguro que tienes una nueva perspectiva para abordar el tratamiento de la misma. Es momento de ponerte en marcha.

¿Te ha parecido interesante el post? Puntúalo para que ganemos puestos en Google y pueda llegar a más gente. Gracias de antemano.

[kkstarratings]

.

**Antes de realizar tu comentario recuerda que  NO se responderán consultas de tipo médico. Lo que se ofrecerá es exclusivamente una orientación a dudas relacionadas con la entrada publicada.

2 comentarios de “Colitis Ulcerosa: Qué es, síntomas, causas, cómo prevenirla y tratamiento natural

  1. Fermin dice:

    El artículo sobre las enfermedades Gastrointestinales aquí reflejado me parece muy interesante y visto desde investigaciones científicas. Aunque estas enfermedades son de origen desconocido los suplementos aquí relacionados me parecen estupendos. Ojalá algún día se pueda tratar estas enfermedades y curarlas. La ciencia avanza. Mientras tanto estos suplementos sirven de gran ayuda. Gracias por explicarlo tan bien y ofrecer estos suplementos que son de gran calidad. He leído varios artículos sobre los Omega 3 y estos que aquí se ofrecen son de grandísima calidad y fiables. Muchas gracias.

    • Toni Villar dice:

      Hola Fermín, agradecemos mucho tus palabras, estos posts van dirigidos a que los lectores conozcan de forma completa las enfermedades y cómo abordarlas de forma particular con nutrición y suplementos, eso sí, como tú dices, suplementos de calidad. Seguiremos publicando este tipo de post porque son los posts útiles en los que creemos. Bien explicados y siempre basados en evidencia científica. Una abrazo. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: VIBE NUTRACEUTICALS, SL . Finalidad: Poder realizar comentarios. Legitimación: consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad