≫ Cardo Mariano: Propiedades y Beneficios para tu Salud
cardo mariano beneficios

Cardo Mariano: Qué es, Propiedades y Beneficios de esta planta

Tan sólo 21 min de lectura para tener las cosas más claras

Por muchos años, la noción de la medicina ha estado limitada a recetar compuestos sintéticos que imitan las propiedades de sustancias naturales. 

Aunque nos basamos en la naturaleza, poco a poco nos hemos alejado de ella, y mientras lo hacemos comienzan a aparecer efectos adversos y consecuencias inesperadas. 

Sin embargo, nuestro entendimiento de la ciencia nos ha llevado de vuelta a nuestros orígenes poco a poco. 

La medicina natural y los nutracéuticos se han convertido en el enfoque principal de muchos casos y en un coadyuvante del tratamiento en otros.

A pesar de eso, todavía hace falta mucha investigación para llegar a un conocimiento completo de cómo la naturaleza puede contribuir a nuestro beneficio. 

Además, lo que sí se conoce de ella en muchos casos no recibe la publicidad que merece. 

Es el caso del cardo mariano, una planta que muchos no conocen, pero que tiene una evidencia científica impresionante y un nivel de recomendación y aplicabilidad que cualquier laboratorio especializado envidiaría. 

Pero, ¿qué es exactamente el cardo mariano?

Flecha ¿Qué es la Silimarina y el Cardo Mariano? ¿Para qué sirven?

Es también conocido como cardo lechoso, cardo santo, alcaucil silvestre. 

El cardo mariano es una planta originaria del continente europeo, pero también se puede encontrar en América del Norte y América del Sur. 

La fruta de la flor es utilizada como sustituto del café mientras que otras partes de la misma, como las hojas, son usadas en ensaladas.

Actualmente, el cardo mariano es considerado por la ciencia médica, y reconocido en estudios muy bien elaborados, como un suplemento dietético de alta gama. 

Su componente activo es la Silimarina. No se trata de un solo compuesto o molécula sino más bien una mezcla o grupo de moléculas.

Contiene flavonolignanos, moléculas formadas por flavonoides y derivados de flavonoides. 

Entre todas las moléculas que componen la silimarina, existe una llamada silibinina, que se ha sido identificada como la más activa de todo el complejo y ha logrado ser aislada en laboratorio.

Tanto las moléculas que forman la mezcla como el complejo de la silimarina tienen efectos hepáticos, biliares y anticancerosos notablemente beneficiosos para la salud. (1, 2)

Flecha Propiedades del Cardo Mariano

Tanto el extracto de cardo mariano como la silimarina tienen mucho que ofrecer. 

Sus aplicaciones principales y más estudiadas son la hepatoprotección y su actuación como parte del tratamiento del cáncer. 

También tiene efectos importantes en la salud renal, e incluso se ha utilizado como coadyuvante en otras enfermedades, como veremos a continuación.

> Hepatoprotección

El hígado funciona mediante sustancias llamadas enzimas. Estas se encargan de desintoxicar la sangre y protegen al hígado de los radicales libres. 

El cardo mariano como extracto promueve la producción y los efectos de las vías enzimáticas que tienen parte en la desintoxicación (3, 4). También estimula a un antioxidante que nuestro mismo cuerpo produce, llamado glutatión.

Por eso, el extracto de cardo mariano combate la acción de los radicales libres y estabiliza la membrana plasmática de las células, evitando que los radicales libres la destruyan (5). 

Todos estos efectos son útiles en muchas enfermedades del hígado como la hepatitis aguda, hepatitis crónica, cirrosis y trastornos biliares. (8, 9, 10, 11)

Te puede interesar: Uso de Cardo Mariano para la salud de tu hígado

> Antineoplásico

Se ha comprobado una y otra vez en ensayos clínicos que el extracto de cardo mariano tiene potencial antineoplásico, lo que significa que combate el cáncer. 

Es un efecto directo, según muestran los estudios, ya que al utilizar el extracto disminuye la velocidad de multiplicación de las células cancerosas, especialmente en el cáncer de mama, próstata, y cáncer de cuello uterino (6).

Además de un efecto directo, también se ha demostrado que potencia el efecto de agentes anticancerosos. 

En otras palabras, contribuye y hace más efectiva la quimioterapia contra el cáncer con medicamentos como el cisplatino en el cáncer de ovario y la doxorrubicina en el cáncer de mama (7).

Te interesará nuestro post: El Cardo Mariano y la prevención del cáncer. (Próximamente) 

¿Te parece interesante este artículo? ¡Pues tenemos mucho más! ¡Apúntate y recibe nuestras publicaciones!

SUSCRÍBETE

Flecha Otros beneficios del Cardo Mariano

A partir de estas dos propiedades básicas del cardo mariano, una gran cantidad de estudios y ensayos clínicos han detectado una serie de beneficios en la salud hepática, el cáncer y otras enfermedades. 

En este artículo iremos enumerando los diferentes estudios en animales e in vitro (aplicados en el laboratorio) y posteriormente los ensayos clínicos en humanos.

Aunque existen ensayos clínicos en humanos, no podemos dejar de hablar de los estudios en animales e in vitro pues son los que nos ayudan a comprender a nivel celular y molecular los efectos terapéuticos del cardo mariano.

Según los estudios realizados en animales, el extracto de cardo mariano confiere los siguientes beneficios al hígado y la vesícula biliar:

> Reparación celular del hígado

El cardo mariano protege a las células hepáticas y renales sanas y las estimula para que produzcan más enzimas y sustancias necesarias para replicar su ADN. 

Al aumentar la replicación celular se acelera también la recuperación de los tejidos cuando hay ciertos tipos de lesiones en el hígado y el riñón (12, 13, 14, 15, 16, 17).

> Protección contra toxinas hepáticas

Previene el daño de toxinas de origen químico y protege así al hígado y su microestructura. 

En los estudios realizados en animales, las células hepáticas tratadas con silibinina y silimarina fueron expuestas posteriormente a sustancias tóxicas y aun así no sufrieron daño o muerte acelerada. 

Este efecto protector contra toxinas hepáticas nos indica que el cardo mariano puede impedir el paso de toxinas al interior de las células del hígado, facilitar su expulsión, o ambos efectos a la vez (18).

> Estimulación del metabolismo hepático

Además de proteger al hígado contra el contacto de toxinas hepáticas, el cardo mariano también induce la producción de enzimas que desintoxican a este noble órgano y a la sangre en general

Esto tiene doble efecto, e incluso disminuye el impacto del estrés oxidativo en células expuestas a agentes hepatotóxicos que descontrolan la producción de radicales libres (19).

Te puede interesar: Cardo Mariano para el Alcohol (Próximamente)

En estudios in vitro sobre el cancer, la silibinina demostró los siguientes beneficios:

> Retrasa el metabolismo del cáncer

Se ha demostrado que el cardo mariano retrasa la producción y división en líneas  de células malignas en cáncer de piel (5, 20, 21), próstata, mama y cuello uterino (5).

> Reduce los efectos de la metástasis

Se ha demostrado que el cardo mariano detiene la destrucción de tejido óseo causada por la metástasis del cáncer de próstata. 

En estos casos, el cardo mariano retrasa la diferenciación de las células que destruyen tejido óseo y evita la actividad de otras poblaciones de células que participan en este proceso, llamados macrófagos murinos (22)

Si los estudios en animales son interesantes, los ensayos clínicos en humanos y su aplicación son aún más prometedores. Estos son algunos de los hallazgos más significativos:

> Reducción de GOT, GPT y bilirrubina

La hepatitis es una enfermedad del hígado que destruye el tejido y libera enzimas que se pueden medir en sangre, conocidas como GOT y GPT. 

En pacientes con hepatitis A y B, la silimarina reduce la concentración de GOT, GPT y bilirrubina tan solo 5 días después de comenzar a tomarla los pacientes. 

Como estas enzimas disminuyen cuando reduce el daño hepático, podemos concluir que la silimarina modula el proceso inflamatorio y previene lesiones hepáticas (23).

> Retrasa el proceso de fibrosis hepática

En la hepatitis, uno de los efectos más temidos es la fibrosis del tejido hepático. 

Cuando hay mucha inflamación por mucho tiempo, ocurre similar a la cicatrización de las heridas y se forman cicatrices a lo largo del órgano. 

A la larga esto se puede convertir en una cirrosis hepática, y posteriormente se puede convertir esta gran cicatriz en un cáncer de hígado. 

Los estudios muestran que en pacientes con hepatitis C que ya tienen fibrosis hepática y resistencia al tratamiento, se mejoraron los síntomas y la calidad de vida, además de retrasarse el avance de fibrosis a cirrosis y la progresión a carcinoma hepatocelular (24).

> Protección contra la hepatitis

La silimarina tiene efectos preventivos y curativos directos contra la infección del virus de la hepatitis C, los cuales se potencian aún más si se administra interferón α. 

Existen estudios que han evaluado esta combinación y demuestran que unido al tratamiento convencional, la silimarina es capaz de inhibir la replicación del virus e iniciar al mismo tiempo un efecto antiinflamatorio que mejora los síntomas de los pacientes con hepatitis c crónica (25).

> Coadyuvante para tratar la talasemia

La Talasemia β es una enfermedad donde la estructura de la hemoglobina no es adecuada, y por tanto los glóbulos rojos se deforman también. 

Posteriormente, los glóbulos rojos deformados son destruidos y los pacientes terminan necesitando transfusiones sanguíneas para recuperarse. 

En este tipo de pacientes, la silimarina disminuye la cantidad de hierro en exceso al mejorar el efecto de un medicamento llamado deferoxamina, que se utiliza para disminuir la cantidad excesiva de hierro en sangre. 

En otras palabras, el cardo mariano es un excelente coadyuvante para el tratamiento de la talasemia β (26).

> Desintoxicación por hongos

En la intoxicación por el hongo Amanita phalloides la silibinina (27), y la silimarina han demostrado ser eficaces como agentes de desintoxicación. 

Los estudios clínicos incluso han utilizado silibina intravenosa y no han reportado efectos adversos (11, 28).

También existen muchos ensayos clínicos que han aplicado el cardo mariano en distintos tipos de cáncer de forma inocua y con excelentes resultados:

> Ayuda a tolerar la radioterapia en cáncer de mama

Uno de los efectos adversos más temidos en la radioterapia son los problemas y lesiones en la piel, y pueden ser un verdadero problema en los casos de cáncer de mamas. 

Un ensayo observacional demostró que, cuando aplicamos cardo mariano en crema para evitar lesiones en la piel, hasta un 23% de mujeres logran evitar las lesiones en piel que resultan de este tipo de tratamiento. 

Estos resultados son impresionantes, ya que el tratamiento convencional mejora los síntomas del 2% de las mujeres (29).

> Sirve de coadyuvante para tratar la obesidad y el síndrome metabólico

El aumento de grasa corporal tiene dos fases, una primera fase que consta de mayor acumulación de grasa en las células y una segunda fase en la cual, además de acumularse grasa, se crean nuevas células de grasa. Esto se denomina adipogénesis.

La silibinina, una sustancia activa del cardo mariano, es capaz de impedir que las células de grasa inmadura se diferencien en células maduras y comiencen a reclutar grasa y crecer. Son estas células de grasa las que generan sustancias proinflamatorias que contribuyen a la resistencia a la insulina y los efectos del síndrome metabólico [30].

> Mejora los niveles de colesterol

Las sustancias del cardo mariano se absorben mejor con las grasas, y potencian la absorción de ácidos grasos esenciales. 

Además, estudios han demostrado que el extracto de cardo mariano puede estimular la formación de partículas de colesterol bueno por parte del hígado, y es capaz de mejorar los niveles de colesterol en general, así como las fracciones LDL, HDL, e incluso los triglicéridos. [31, 32],

Al tener este efecto, el cardo mariano es un potencial aliado contra la aterosclerosis y la dislipidemia, además de reducir el estado proinflamatorio causado por la absorción y procesamiento de grasas saturadas.

> Es un potencial coadyuvante para pacientes con hipertensión

Estudios han demostrado que el extracto de cardo mariano es capaz de cambiar la forma en la que trabaja el riñón, estimulando la secreción de sodio. 

Se reconoce al sodio en exceso como uno de los causantes de la hipertensión, y uno de los elementos más comunes de nuestra dieta. 

Al eliminar más sodio gracias al cardo mariano, se elimina también un volumen de agua de la sangre que conlleva a una reducción paulatina de la presión arterial [33].

Además de este efecto sobre la presión arterial, las propiedades antioxidantes del cardo mariano reducen la incidencia de complicaciones cardiovasculares en pacientes con hipertensión y otros problemas asociados que aumentan el riesgo cardiovascular.

Flecha ¿Cómo se toma: infusión o suplemento?

Es importante a la hora de ingerir suplementos alimenticios verificar que la dosis sea la adecuada, pues no queremos bajo ningún motivo equivocarnos y comenzar a tomar dosis inferiores o superiores a las recomendadas.

Para ello debemos estar atentos a la presentación del suplemento alimenticio, es decir, si viene en cápsulas, comprimidos, infusiones, cremas, o cualquier otra presentación. 

Más importante aún, debemos estar atentos a cuanta concentración trae cada cápsula o comprimido, ya que en algunos casos será más fácil equivocarnos y tomar demasiado o muy poco

Esto ocurre mucho en el caso de las infusiones, y si no tenemos cuidado podríamos tomar una dosis que no es adecuada (muy concentrada o demasiado diluida).

Por otro lado, la presentación también dependerá del tipo de molécula. 

Algunas son solubles en agua y son excelentes como infusiones, pero otros son solubles en grasa y deben ser administrados en cápsulas. 

En el caso del cardo mariano, al estudiar sus principios activos nos daremos cuenta de que la silimarina tiene naturalmente afinidad por tejidos o sustancias grasas. 

Por lo tanto, se debe administrar como comprimido o cápsula, no como té o infusión de hierbas (34).

Flecha Potenciar efecto Cardo Mariano combinando otros nutrientes.

> Coenzima Q10

La coenzima Q10, también llamada ubiquinona, es una sustancia que nuestro propio organismo es capaz de producir. 

Es un poderoso antioxidante con una función lipofílica que le permite unirse a las membranas celulares y proteger a la célula desde dentro. También participa en la respiración celular, mejorando las vías metabólicas del oxígeno y acelerando la formación de energía. 

La coenzima Q10 tiene características similares a las del cardo mariano, sobre todo su naturaleza y absorción grasa. 

Es por eso que, al administrar conjuntamente coenzima Q10 y cardo mariano se mejora la absorción y transporte de ambos suplementos. 

Por otra parte, como hemos mencionado, la capacidad antioxidante de la coenzima Q10 se complementa con la activación del glutatión en el cardo mariano. 

Juntos protegen el componente graso de la membrana que recubre las células (31), evitando que se formen radicales libres e impidiendo su acción. 

Además, la coenzima Q10 previene la oxidación de la vitamina E y la oxidación del “colesterol malo” protegiendo de enfermedades cardíacas por placas de grasa (ateromas) (36).

Te puede interesar: Silimarina y la coenzima Q10 (Próximamente)

> N-Acetil-L-Cisteína

La N-Acetil-L-Cisteína es un medicamento comúnmente utilizado para la intoxicación por acetaminofen. Es seguro y efectivo en su acción protectora hepática y de desintoxicación química.

Al ser un precursor de la enzima glutatión, la N-Acetil-L-Cisteína aumenta las propiedades hepatoprotectoras del cardo mariano y bloquea el daño directo al ADN que pueden causar los agentes quimioterápicos para el cáncer. 

También se ha determinado que esta molécula reduce el riesgo de enfermedades cardíacas.

> Cúrcuma

Las curcuminas que son los agentes principales de la cúrcuma, y poseen efectos similares al cardo mariano, al demostrar actividad antitumoral, antioxidantes (37, 38), e incluso actividad antimalárica (39).

Todos estos efectos se potencian en una acción dual que mejora la función antioxidante innata en nuestras células, reduce la incidencia de cáncer, y protege los distintos tejidos del cuerpo de la inflamación crónica.

> Té verde

Las sustancias presentes en el té verde (llamadas catequinas) promueven acciones antioxidantes a varios niveles de la organización celular. 

Más concretamente, atrapan y neutralizan a los radicales libres (40, 41, 42). Hacen lo mismo con sustancias metálicas que oxidan ADN, lípidos, entre otros (43).

Además de contar con un elevado poder antioxidante, también inhiben la acción de enzimas proinflamatorias. 

Se han demostrado efectos antitumorales, de protección cardiovascular y promotor de la mineralización ósea (44). Todos estos efectos se suman a la actividad biológica al cardo mariano.

> Ácido Alfa Lipoico

Incrementa drásticamente el glutatión intracelular de manera parecida al cardo mariano. 

Este efecto lo logra al estimular por parte de la célula la captación y uso de la cisteína. El ácido alfa lipoico también reduce las enzimas que degradan las vitaminas C y E, por lo cual existirán más vitaminas antioxidantes listas para defendernos de los radicales libres (45). 

También se ha demostrado su actividad antiinflamatoria, evitando la fibrosis en enfermedades del hígado y disminuyendo la incidencia de cirrosis en pacientes susceptibles (46).

> Vitaminas y Minerales

La mayoría de las vitaminas y algunos minerales son complementos de enzimas, moléculas que aceleran el metabolismo y ayudan a la eliminación de radicales libres. Es por ello que, al combinar las vitaminas y minerales con el cardo mariano se aumenta la capacidad de protección celular y la respuesta frente a estados celulares de estrés metabólico.

Flecha Dosis recomendadas según estudios

DemografíaMuestraResultadosDosisReferencia
Enfermedad hepática aguda47 pacientes tratados

50 pacientes control

Mejora de las pruebas de función hepática y las características histológicas420 mg al día vía oral (comprimidos)

50

Hepatitis viral o hepatitis alcohólica60 pacientes tratadosReducción de gamma-glutamil-transferasa y TGPSilibina (80 mg 2 veces al día) y fosfatidilcolina (120 mg 2 veces al día)

7

Pacientes con hepatitis C que no respondieron al tratamiento20 pacientes tratadosMejor respuesta al tratamiento cuando se administra al silibina previo al antivírico10 mg/kg/d endovenoso

51

Cirrosis87 pacientes tratados

83 pacientes control

Reducción de valores de TGO y TGP140 mg al día vía oral

52

Pacientes recibiendo fármacos hepatotóxicos (prevención de lesiones hepáticas)60 pacientes estudiadosReducción de TGO y TGP800 mg al día en dos dosis separadas, vía oral

53

Carcinoma hepatocelular en estadio avanzado con disfunción hepática3 pacientes estudiadosSe escaló la dosis sucesivamente y no se encontró dosis tóxica en el estudio3 g al día en 3 dosis separadas vía oral

54

Niños con pruebas de función hepática alteradas24 pacientes tratados, 26 pacientes controlReducción de TGO y TGP (más marcada en el caso de la TGO)15–20 kg = 80 mg/d

21–40 kg = 160 mg/d

41–60 kg = 240 mg/d

61–70 kg = 320 mg/d

55

Mucositis relacionada con la radioterapia13 pacientes tratados, 14 pacientes controlPuntajes de mucositis más bajos420 mg divididos en 3 dosis, vía oral

56

Cáncer de próstata19 pacientes tratados, 18 pacientes controlMejora de síntomas y calidad de vida, mejora del perfil lipídico570 mg divididos en 3 dosis, vía oral

57

Cáncer de mama51 pacientes tratados, 50 pacientes controlReducción de la dermatitisSilimarina en crema (concentración de 0,25 %)

29

Flecha Contraindicaciones y posibles efectos secundarios

Se han realizado múltiples estudios clínicos con el cardo mariano y no se han observado efectos adversos con la ingesta de suplementos de este tipo a dosis estándar. 

La silimarina es bien tolerada y solo se reportan efectos gastrointestinales de leve a moderada intensidad a dosis mayores que las recomendadas. 

Podríamos enumerar un efecto laxante leve, náuseas, pirosis, dispepsia, y cefaleas pasajeras con dosis exageradamente altas (7). Cabe resaltar que, en los pocos casos que se reportaron efectos secundarios no se observó empeoramiento de estos signos y síntomas, y su desaparición fue inmediato a la suspensión del suplemento.

La silimarina ha sido indicada en mujeres embarazadas con colestasis intrahepática a dosis elevadas sin consecuencias para ella o el feto (47). Además, hay reportes de dosis intravenosas de silimarina en niños sin evidenciar ningún efecto adverso (48).

Por otro lado, investigaciones de laboratorio indican un posible aumento del efecto citotóxico de la doxorrubicina y otros agentes quimioterápicos contra el cáncer. Esto quiere decir que, en el laboratorio, al parecer podría aumentar los efectos adversos de estos medicamentos. 

Sin embargo, al aplicar los mismos estudios en animales y humanos se demuestra lo opuesto: en vez de causar más efectos adversos, el cardo mariano mejora la respuesta del paciente a la quimioterapia y protege las células no cancerosas de la toxicidad por estos agentes (49).

Flecha Producto recomendado

Sin lugar a dudas, existen razones de sobra para utilizar el cardo mariano en un sinfín de alteraciones que cursan con estrés oxidativo, inflamación crónica, e incluso como coadyuvante en la terapia del cáncer. 

Sin embargo, al buscar un producto con extracto de cardo mariano es importante que este conserve los estándares de calidad y se ajuste la dosis a la requerida para iniciar sus efectos protectores y de desintoxicación hepática.

Los dos productos que recomendamos para iniciar un tratamiento natural o un protocolo preventivo con cardo mariano son dos, dependiendo del enfoque que prefieras tomar: el Green energy Multivit y el Glucose Control Rx.

> Green Energy Multivit

Este suplemento reúne las bondades del cardo mariano (30 mg) con otras moléculas y componentes de los que hemos hablado en este artículo, como el té verde, la coenzima Q10, la curcumina y el ácido alfa lipoico. 

Juntos se encargan de proveer una acción antioxidante dirigida a reducir los efectos del envejecimiento y prevenir enfermedades relacionadas con el estrés oxidativo. 

Es ideal para pacientes mayores de 40 años que desean mantener su vigor y evitar las consecuencias de la edad avanzada, e incluso para pacientes más jóvenes que están sujetos a estrés crónico o enfermedades degenerativas.

Es también una excelente opción para quien tiene problemas cardiovasculares y desea evitar o desacelerar su progreso, ya que estos están muy relacionados con la disfunción endotelial, la formación de radicales libres y la oxidación de las LDL. 

En todos estos casos, incluso en pacientes con hipertensión o dislipidemia que nunca han sufrido de algún evento cardiovascular mayor (infarto o evento cerebrovascular), el Green Energy Multivit puede ayudar a controlar los efectos adversos de estas enfermedades cardiovasculares y sus complicaciones.

> Glucose Control Rx

Por otro lado, también tenemos en nuestra presentación el Glucose Control Rx para pacientes con problemas de glucosa en sangre, sean diabéticos o con alto riesgo de diabetes. 

Este nutracéutico combina el cardo mariano (112,5 mg) con el ácido alfa lipoico, pero además incluye otros extractos como la verdolaga para ayudar a controlar los niveles de glucosa y mejorar el metabolismo de la energía. También reduce el riesgo cardiovascular y los efectos de la diabetes sobre el tejido hepático.

Ambas opciones unen la eficacia terapéutica de diferentes componentes, vitaminas, minerales y extractos naturales para lograr el efecto deseado: prevenir enfermedades y servir de coadyuvante al tratamiento médico.

El cardo mariano es una de las plantas con mayor evidencia científica, y sería lamentable desperdiciar la oportunidad de utilizarla en nuestro protocolo de prevención. 

Por eso, no te conformes con menos y busca la mejor calidad en los productos nutracéuticos que ofrecemos en Vibefarma.

> Livup Rx vibe

Finalmente, te presentamos uno de los nutracéuticos más útiles para quienes buscan mejorar su salud hepática, lograr una desintoxicación hepática tras el consumo de sustancias tóxicas o el uso de alcohol y fármacos.

Livup Rx vibe cuenta con una mezcla de componentes hepatoprotectores, incluyendo la acetyl L-cisteina, vitaminas con potencial antioxidante como la vitamina C, D, y E y minerales coadyuvantes a la función enzimática del hígado, como lo es el selenio. 

Está especialmente pensado para acelerar y mejorar la función hepática, proteger al hígado de daño por fármacos o alcohol, y desacelerar el daño hepático si este ya existe.

Toda esta línea, como puedes darte cuenta, está especialmente diseñada para complementar las propiedades del cardo mariano de acuerdo a tus necesidades. 

Sea que necesites fortalecer sus propiedades hepatoprotectoras, enfocarte en el control de la diabetes o extraer y potenciar sus efectos antioxidantes, existe una línea de nutracéuticos adecuada a tus requerimientos y manteniéndose siempre fiel a los principios de salud natural, sin efectos adversos ni reacciones inesperadas.

Échale un vistazo a nuestros productos.

Plantas Medicinales

Glucose Control RX vibe

49.00 
39.00 

Si te gustó el post. Puntúanos con 5 estrellas para que ganemos posiciones en los buscadores como Google.

**Antes de realizar tu comentario recuerda que  NO se responderán consultas de tipo médico. Lo que se ofrecerá es exclusivamente una orientación a dudas relacionadas con la entrada publicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: VIBE NUTRACEUTICALS, SL . Finalidad: Poder realizar comentarios. Legitimación: consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad