Granada beneficios para la salud

La granada y sus increíbles beneficios para la salud

Descubre el potencial antioxidante y antiinflamatorio que esta fruta ha demostrado en los estudios que sean realizado.

Pocas frutas tienen tantos años de tradición, tanto en la cocina como en la cultura. La granada es una fruta otoñal de corteza gruesa y llena de bayas globosas de un color rojo brillante muy característico.

Ha sido históricamente una de las frutas más aclamadas desde la antigüedad, y ha participado en importantes pasajes de la mitología griega.

La granada sigue siendo un símbolo de fertilidad y buena suerte en muchas partes del mundo, y hoy en día muchos estudios avalan su potencial antioxidante, su densidad nutritiva, y sus múltiples aplicaciones para la salud.

Aporte nutricional de la granada

Para comenzar, conviene considerar los nutrientes que contiene la granada y su aporte para nuestra salud.

Cada fruta tiene un aproximado de 600 bayas. De acuerdo a una reciente revisión bibliográfica, tan solo 100 gramos de granada contiene más de 10 mg de vitamina C, 10 mg de calcio y 236 mg de potasio, además de vitamina K, B6 y folato. (1)

Todas estas vitaminas son cofactores esenciales para el funcionamiento de muchas enzimas que regulan la inmunidad, la replicación celular, la coagulación y muchas otras funciones de nuestro organismo.

Al proveer una buena cantidad de potasio, la granada puede ser utilizada también para mejorar los niveles de presión sanguínea al normalizar los niveles de sodio y potasio en el cuerpo.

Aún desprovista de su corteza, la granada tiene una buena cantidad de fibra, pero varios estudios recientes apuntan a que la corteza de la granada contiene una gran cantidad de antioxidantes y sustancias activas, por lo que muchos prefieren hacer infusión con ellas en vez de tirarlas a la basura. (2)

Múltiples beneficios de la granada para nuestro organismo

La mayoría de los beneficios que la granada aporta a nuestra salud resultan de los compuestos fenólicos que contiene, ya que se relacionan con una potente actividad antioxidante, antimicrobiana, entre otros efectos que a continuación mencionaremos:

Consumir granada confiere un efecto protector a nuestro sistema cardiovascular

Según diversos estudios, los polifenoles y la fibra de la granada son los que causan su efecto protector cardiovascular. (3)

Los polifenoles tienen un potencial antioxidante muy elevado, los cuales previenen la formación de placas ateroscleróticas y, según algunos estudios, también pueden reducir el grosor de las placas existentes y disminuir la presión arterial. (4)

Esto ocurre ya que disminuyen la oxidación del colesterol malo (LDL), lo cual constituye uno de los pasos fundamentales para que se acumule la grasa en las arterias.

Por otro lado, el alto contenido de fibra en la granada ayuda a controlar el nivel de colesterol en la sangre, con lo que se completa el efecto protector cardiovascular.

Potencial antiinflamatorio de la granada

Tanto la corteza de la granada como el interior de la fruta contienen punicalagina, punicalina, ácido elágico, y otros compuestos antiinflamatorios.

Estos intermediarios se encargan de disminuir los niveles de prostaglandinas y múltiples citocinas inflamatorias que normalmente inician el proceso inflamatorio y lo sostienen durante el tiempo.

Se ha demostrado que el ácido elágico reduce la actividad de los neutrófilos al prevenir la formación de especies reactivas de oxígeno, un tipo de radical libre característico de los procesos inflamatorios. (5)

Por lo tanto, el potencial antiinflamatorio de la granada puede ser aprovechado para disminuir la incidencia o controlar los síntomas de enfermedades tales como la osteoartritis,(6) y la artritis reumatoide.(7)

Propiedades anticancerígenas de la granada

El potencial antioxidante y antiinflamatorio previamente descritos contribuye a las propiedades anticancerígenas de la granada.

Al constituirse como un depurador de radicales libres, los compuestos antioxidantes de la granada previenen el daño hacia tejidos sanos y ADN que terminan originando células tumorales.

De igual forma, existen múltiples estudios en cáncer de próstata, mamas, pulmón, colon y cáncer de piel que muestran un potencial preventivo al consumir granada o extractos de la fruta y su corteza. (8).

Se ha determinado que la granada puede inhibir el crecimiento tumoral en el cáncer de próstata, e incluso causar muerte celular (apoptosis) en las células malignas.

En el cáncer de pulmón y colon se ha demostrado que inhibe algunas cascadas de señalización celular que resultan en crecimiento descontrolado de las células cancerígenas, y en el cáncer de mama y piel se ha demostrado que disminuye la incidencia y tiene un efecto anti-proliferativo.

Efecto cicatrizante de la granada

La fruta de la granada y los extractos de la misma han sido utilizados también sobre heridas por sus efectos cicatrizantes.

El potencial antiinflamatorio contribuye a la cicatrización y disminuye el dolor, pero según estudios en el área, utilizar extractos de la fruta y la flor de la granada disminuye el tamaño de las heridas y contribuye a organizar las fibras de colágeno y los fibroblastos de los tejidos afectados, acelerando la formación de nuevas células epiteliales. (9)

Mecanismos antimicrobianos y antifúngicos

La fruta de la granada también tiene compuestos con actividad antimicrobiana, y durante mucho tiempo ha sido utilizado para prevenir infecciones.

Hoy en día, diferentes estudios clínicos a lo largo de los años han logrado describir las propiedades farmacológicas y terapéuticas de la granada, dando especial atención a su capacidad antimicrobiana. (10)

Los compuestos fenólicos de la granada son capaces de reaccionar contra la membrana celular causando muerte bacteriana.

El consumo de esta fruta altera el metabolismo de hongos y bacterias, y disminuye la incidencia de infecciones del tracto urinario, gastrointestinales, entre otras.

La actividad antifúngica de la granada ha sido especialmente investigada en el caso de la candidiasis, ya que se ha demostrado que los extractos de cáscara de granada confieren una inhibición en el crecimiento del hongo, pudiendo convertirse en un apoyo terapéutico sin efectos adversos ni contraindicaciones conocidas. (11)

Ante el amplio potencial terapéutico de la granada y su corteza, no es de extrañar que existan tantos suplementos derivados de esta fruta, especialmente teniendo en cuenta que la corteza de la misma es la que contiene mayor cantidad de agentes activos.

Es por ello que hemos desarrollado nuestro producto Pomegranate Liquid Multivit, que combina todas las propiedades del fruto y la corteza de la granada junto a una mezcla con las vitaminas y minerales esenciales para su bienestar.

Sin lugar a dudas, la granada no es tan solo un símbolo de prosperidad en muchas culturas, sino también un sinónimo de buena salud para quien la consume.

39.00 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *