nac sistema cardiovascular

NAC y El Sistema Cardiovascular

Tan sólo 8 min de lectura para tener las cosas más claras 😉

El sistema cardiovascular es uno de los más sensibles y comúnmente afectados en nuestro cuerpo. De hecho, las dos enfermedades crónicas más importantes son la hipertensión arterial y la diabetes, la cual está caracterizada por un daño vascular que es el causante de sus complicaciones.

La N- Acetilcisteína es un poderoso antioxidante que tiene la capacidad de paliar las reacciones de estrés oxidativo a través de mecanismos directos e indirectos con la elevación del glutatión, una molécula que reside en nuestro cuerpo y es nuestro mayor protector cuando hablamos del estrés oxidativo.

Debemos dejar claro que la relación entre la NAC y el sistema cardiovascular es bastante amplia y ha sido objeto de muchos estudios, con resultados beneficiosos y prometedores, pero que sin embargo puede potenciarse y ser mayor cuando la combinamos con otros suplementos.

Mientras ataquemos el problema de diferentes ángulos, tendremos más posibilidades de sobreponernos a él.

La NAC no sólo actúa en estados como la hipertensión, a través del mejoramiento de sistema vascular endotelial el cual es el encargado de producir óxido nítrico, la molécula más importante cuando hablamos de vasodilatación, sino también puede mejorar los estados isquémicos.

El infarto al miocardio, por ejemplo, es un estado isquémico por excelencia. La limitación del daño producto de la hipoxia puede ser clave en la recuperación del corazón, un efecto que puede estar mediado por el glutatión, el cual potencia la NAC.

Este es un suplemento bastante noble, con beneficios claros y directos. Por supuesto, aunque su uso no está totalmente limitado a este sistema, nos dispondremos a hablar un poco más de todas las ventajas sobre nuestro cuerpo que tiene el consumo de N-Acetilcisteína.

Flecha Los Beneficios según la Ciencia

Existen varios estados clásicos donde la NAC ha demostrado potenciar el sistema cardiovascular, incluso desde su bomba, el corazón. Sin embargo, mencionemos algunos de los que son más favorables:

> Limitación del Daño Isquémico

En la isquemia hay dos cosas importantes que ocurren, fisiopatológicamente hablando: en primer lugar, las reacciones de estrés oxidativo se multiplican por la liberación de moléculas anómalas por parte de las células muertas, y en segundo lugar los leucocitos (glóbulos blancos) se hiperactivan para acabar con todas las células que estén en el área lesionada, para poder empezar con la reparación.

Es como pintar una pared. Para que la nueva pintura quede bien, debe eliminar toda la capa superficial. Este es, más o menos, el trabajo de los leucocitos.

Ahora bien, parece ser que la NAC inhibe esta hiperactivación de los leucocitos. El problema radica en que terminan degradando tejido que puede ser viable.

La NAC evita esta degradación final y mejora el flujo de reperfusión sanguínea, aumentando la posibilidad de salvar el tejido y por tanto atenuando el impacto del evento isquémico (1).

Por supuesto, todo este proceso molecular es un poco más complejo, pero lo que debe saber es que esta misma propiedad de la NAC puede ser aplicada para tratar otras enfermedades (especialmente las neurodegenerativas) que funcionan con el mismo mecanismo de acción, como el cáncer, las enfermedades hepáticas, el síndrome metabólico, etc. (1)

> Hipertensión

Hay varios tipos de hipertensión, especialmente cuando hablamos de severidad.

Algunas son sensibles al uso de un solo fármaco, como el Enalapril, mientras que otras necesitan de combinaciones de hasta 3 o 4.

La NAC si puede ser utilizada en la hipertensión, pero no será efectiva en todos los casos.

Según los estudios más recientes, la NAC es capaz de aminorar el daño renal que ocurre en cualquier estado hipertensivo a partir de las reacciones antioxidantes. No sólo mejoraba la filtración glomerular (un marcador importantísimo de la función renal), sino también el flujo sanguíneo dirigido al riñón (2).

Además, como mencionamos anteriormente, parece que la NAC puede aumentar los niveles de óxido nítrico (potente vasodilatador) al potenciar la función endotelial que se ve afectada por el estrés oxidativo. Un ejemplo típico es la diabetes, donde la alta concentración de glucosa sólo daña el tejido endotelial, pudiendo causar hipertensión (3).

Por esta razón, es posible utilizar la NAC en estados de hipertensión y tener un doble efecto protector. Sin embargo, es necesario recalcar nuevamente que, para observar mejores efectos, lo ideal es potenciar su uso con otros suplementos como el cardo mariano y las vitaminas y minerales.

> Cuidando el Corazón Antes de Nacer

Por si fuera poco, también parece que la NAC puede actuar sobre el corazón de los bebés durante el embarazo.

Esto fue comprobado en estudios realizados en madres con diabetes pregestacional, una enfermedad que aumenta significativamente el riesgo de las malformaciones cardiacas congénitas.

Parece ser que la NAC, al disminuir los niveles de las especies reactivas de oxígeno y aumentar los niveles de glutatión, puede limitar la progresión de las cardiopatías congénitas e incluso prevenirlas por completo. De hecho, los investigadores plantean utilizarla como un tratamiento establecido en la diabetes pregestacional (4).

No se puede ignorar el potencial que tienen las reacciones de estrés oxidativo sobre nuestro cuerpo. Mientras peor esté nuestra salud, es por seguro que habrá una relación inversamente proporcional con la cantidad de radicales libres circulando en nuestra sangre.

Por esta razón, el consumo de antioxidantes potentes y específicos como la NAC, pudiera ser una solución a nuestros problemas.

> Riñón del cardiópata

Las lesiones renales son frecuentes cuando se habla de trastornos cardiovasculares.

Como lo apreciamos anteriormente, en el caso de los pacientes con hipertensión, la NAC parece ser un buen suplemento que mejora la perfusión y alivia estados nocivos peligrosos, a partir de la supresión de las reacciones de estrés oxidativo (2).

Además de esto, es posible que la NAC se presente como una buena opción en aquellas personas que están por someterse a estudios que involucren el uso de contrastes, especialmente si son nefrópatas de larga data, la cual es la primera complicación de los pacientes con cardiopatías crónicas como la hipertensión y la insuficiencia cardiaca.

La NAC puede limitar el daño del contraste en el riñón, además de mejorar la perfusión y permitir que se excrete más rápido (5).

El Hígado y El Corazón: Una relación funcional

Todos los órganos de nuestro cuerpo están interconectados entre sí.

Ya sea a través del torrente sanguíneo o de los nervios, incluso de los conductos linfáticos, pero absolutamente todos están interconectados.

Hay muchas patologías y alteraciones que pueden afectar estos dos órganos al mismo tiempo, sin embargo, hay algo que resalta entre todo: el estrés oxidativo.

Se trata de reacciones químicas poderosas y dañinas, protagonizadas por moléculas llamadas radicales libres, que sólo terminan deteriorando el estado de nuestro endotelio vascular y de los órganos en general.

Pues el principal filtro de todas estas moléculas causantes del estrés oxidativo es el hígado, por lo que tenerlo en un estado óptimo termina siendo fundamental para mantener un corazón fuerte y sano, pero más importante aún, un endotelio vascular en perfectas condiciones.

Recordemos, aunque corazón sólo hay uno, nuestros vasos sanguíneos pueden ser los causantes de un sinfín de patologías en TODO nuestro organismo.

Así que, eliminar el estrés oxidativo y las especies reactivas de oxígeno es una prioridad.

Flecha Tabla Resumen de los estudios

DemografíaMuestraMarco de tiempoResultadosDosis Referencia
Pacientes diabéticos hipertensos24 pacientes 6 meses Mejora de la función endotelial y acción anti-ateroesclerótica600mg dos veces al día3
Pacientes con insuficiencia renal crónica81 pacientes12 mesesBeneficios a corto plazo en pacientes renales sometidos a pruebas diagnósticas cardiacas600mg dos veces al día 6

Flecha Cuidando de tu Corazón

Como afirman los diversos estudios científicos, la NAC es un suplemento bastante importante que todos deberíamos incluir en nuestra dieta.

Cuando se trata de cuidar el corazón, no podemos poner limitantes; debemos actuar de inmediato.

Pensando en esto, creamos el Livup Rx de vibe, un novedoso suplemento que incluye hasta 10 componentes, los cuales actúan sinérgicamente para potenciar sus poderosos beneficios.

Sin duda, una necesidad cuando se trata de proteger nuestro corazón, y prevenir un sinfín de enfermedades.

Échale un vistazo a nuestro producto, merece la pena.

Plantas Medicinales

Livup Rx vibe

49.00 

Si te gustó el post, compártelo y puntúa con 5 estrellas. Nos ayudarás mucho, de esta manera mejoramos nuestra posición en Google. Gracias de antemano.

**Antes de realizar tu comentario recuerda que  NO se responderán consultas de tipo médico. Lo que se ofrecerá es exclusivamente una orientación a dudas relacionadas con la entrada publicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

{"cart_token":"","hash":"","cart_data":""}